Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 30 de septiembre de 2017

MIRADAS TAN SEMEJANTES!


Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. El Verbo se encarnó en las purísimas entrañas de María, tomando de Ella toda su sustancia: su carne y sangre, aquella que recibimos en la Eucaristía. 

María Inmaculada fue formada por Dios. Es la obra maestra de sus manos. Pero bien pudo haber dicho al ver el rostro de Jesús recién nacido: "Tú, mi Dios, Creador,  Señor y Padre, hecho a mi imagen y semejanza". Dios modelado de los rasgos de la Virgen Inmaculada. En el Paraíso podremos contemplar ambos rostros glorificados, ¡miradas tan semejantes!

Gracias Jesús por habernos salvado. Gracias, Madre, pues por ti recibimos a Jesús.

Alejandro María

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...