Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 24 de septiembre de 2020

Nuestra Señora de la Merced

 


Fuente de toda bondad, gloria de los desamparados,

mensajera de libertad y misericordia,

refugio de los que sufren, de los pobres y olvidados

consoladora del afligido, medicina del enfermo,

socorro en las necesidades, fuerza en las tribulaciones,

ayuda del cautivo, amparo del oprimido

redentora de injusticias, cárceles, prisiones y exilios

patrona de las familias y defensa de los hogares: RUEGA POR NOSOTROS.


¿NECESITAS COMULGAR?

 


San Francisco de Sales nos responde:

"Las clases de gente que necesitan comulgar a menudo son:

*Los perfectos, porque no deben alejarse de Aquel que es fuente y manantial de su perfección y los imperfectos, para que puedan aspirar a la perfección;

*Los fuertes para no debilitarse y los débiles para fortalecerse;

*Los enfermos para sanar y los sanos para no enfermar…

Y en cuanto a ti, imperfecto, débil y enfermo, debes comulgar frecuentemente para recibir a Aquél que es tu perfección, tu fuerza y tu médico.

Los que tienen poco trabajo, necesitan comulgar frecuentemente porque les sobra tiempo y la ociosidad es peligrosa para el espíritu, y los que están muy atareados, por la necesidad de alimento que requiere un arduo trabajo.

Digan a los que les pregunten, que comulgan a menudo para aprender a hacerlo bien, porque es imposible hacer algo bien si no se practica con mucha frecuencia.

Comulguen a menudo, lo más a menudo que puedan.

Creedme, si las liebres en las montañas se vuelven blancas en invierno de tanto ver la nieve, así ustedes también, de adorar y comer la misma hermosura, bondad y pureza en este divino Sacramento, llegarán a ser hermosura, bondad y pureza.»

QUE MI ALMA SE ENAMORE DE TÍ, JESÚS EUCARISTÍA!

 

miércoles, 23 de septiembre de 2020

Primera Lectura

 
Proverbios 30, 5-9

Toda palabra de Dios es verdadera.
El Señor es un escudo para cuantos en él confían.
No alteres para nada sus palabras,
no sea que te reprenda y resultes mentiroso.

Dos cosas te pido, Señor, antes de morir,
no me las niegues:
líbrame de la falsedad y la mentira;
no me des pobreza ni riqueza,
dame tan sólo lo necesario para vivir,
no sea que la abundancia me aparte de ti
y me haga olvidarte;
no sea que la pobreza me obligue a robar
y me lleve a ofenderte.


Meditatio
En este pasaje de la Escritura podemos ver lo que significa realmente tener sabiduría para con Dios. El autor pide sólo dos cosas: que Dios lo mantenga en el camino de la verdad, y que lo provea con lo justo para la vida. Estas dos peticiones están entrelazadas, pues sólo con la verdad de Dios es como podemos saber lo que realmente es justo para nuestra vida.

Sin esta sabiduría de Dios, que nos ilumina en cuanto a la verdad, todo resulta relativo, y así quien tiene 100 pensará que tiene poco y querrá 1000, y quien tiene 1000 querrá 10,000, y así sucesivamente; y por otro lado puede darse que aún 100 sean causa para perderse. Sólo Dios sabe lo que nosotros VERDADERAMENTE necesitamos y podemos administrar.

Con esto no se predica un conformismo estéril sino una aceptación amorosa de la voluntad de Dios, que va dirigiendo los caminos de nuestra propia historia, de un Dios amoroso que actúa siempre como padre, que sabe lo que puede ser dañino para sus hijos, de un padre que no es corto en el dar, pues siempre da de manera sobre abundante.


Oratio
Dame, Señor, pero dame lo que tú sabes que verdaderamente necesito, y ayúdame a comprender este gran misterio de tu amor que no siempre se adecúa a nuestros planes y criterios y que a veces bendice restringiendo.

Operatio
Hoy haré una revisión de mi economía y buscaré quitar algo de todo lo superfluo en que invierto mis ingresos.

 

 www.evangelizacion.mx

martes, 22 de septiembre de 2020

San Pío Pietrelcina

 


Los mejores medios para protegerte de la tentación son los siguientes: cuida tus sentidos para salvarlos de la tentación peligrosa, evita la vanidad, no dejes que tu corazón se exalte, convéncete del mal de la complacencia, huye del odio, reza cuando sea posible. Si el alma supiera el mérito que uno adquiere en las tentaciones sufridas en la paciencia y conquistado, estaría tentado a decir: Señor, envíame tentaciones.

 

ACI

El Libro de Vida

El Evangelio es el libro de la vida del Señor. Es hecho para devenir el libro de nuestra vida. No para ser comprendido, sino para ser abordado como umbral del misterio. No es hecho para ser leído, sino para ser recibido en nosotros.

Cada una de sus palabras es espíritu y vida. Ágiles y libres sólo esperan el deseo de nuestra alma para brotar en ella. Vivientes, ellas son como la levadura inicial que actuará en nuestra pasta y la hará fermentar con un modo de vida nueva. (…)

Las palabras del Evangelio son milagrosas. Si no nos transforman es porque no le pedimos transformarnos. Pero, en cada frase de Jesús y cada uno de sus ejemplos, permanece la virtud que sana, purifica, resucita. La relación con sus palabras actúa en el ser, como en el paralítico o el centurión, haciendo obedecer de inmediato, plenamente. (…) Para esto, nos ayudará llevar y guardar en nosotros, al calor de nuestra fe y esperanza, la palabra que queremos obedecer. Se establecerá un pacto de vida entre ella y nuestra voluntad.

Cuando tenemos nuestro evangelio en las manos, debemos pensar que en él habita el Verbo que quiere hacerse carne en nosotros. Quiere habitarnos, para que con su corazón injertado en el nuestro y su espíritu en nuestro espíritu, comencemos su vida de nuevo en otro lugar, otro tiempo, otra sociedad humana. Profundizar el Evangelio de esta forma, es renunciar a nuestra vida, para recibir un destino que tiene la forma de Cristo.

 

Venerable Madeleine Delbrêl (1904-1964)

laica, misionera en la ciudad.

La alegría de creer (La joie de croire, Seuil, 1968), trad. sc©evangelizo.org

 

Oración del día.

 


Señor, enséñame a ser más compasivo, a amar y perdonar sin dar espacio al rencor, a servir con humildad como tu Santa Madre María. Que gusto es tener a María como el mejor ejemplo de discípulo. Ella me enseña a ser dócil a tu Palabra, a meditarla en el corazón. María es la gran servidora, tu esclava fiel que siempre se dejó guiar por tus promesas. Como ella, quiero vivir esperanzado, creciendo en generosidad. Gracias por dármela como Madre, gracias por todas las bendiciones que a través de ella me das y por colocarla como la mejor modelo a seguir. 

Amén

 https://www.pildorasdefe.net/

lunes, 21 de septiembre de 2020

ORACIÓN DE MISERICORDIA A LOS CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA

 .



Oh benevolísimo y misericordísimo

Corazón de Jesús,

estampa en nuestros corazones

una imagen perfecta de tu gran misericordia,

para que podamos cumplir

el mandamiento que nos diste:

"Serás misericordioso

como lo es tu Padre ".


Madre de la misericordia,

vela sobre tanta desgracia, tantos pobres,

tantos cautivos, tantos prisioneros,

tantos hombres y mujeres que sufren persecución

en manos de sus hermanos y hermanas,

tanta gente indefensa,

tantas almas afligidas,

tantos corazones inquietos,


Madre de la misericordia,

abre los ojos de tu clemencia

y contempla nuestra desolación.

Abre los oídos de tu bondad

y oye nuestra súplica.


Amorosísima y poderosísima abogada,

demuéstranos que eres en verdad

la Madre de la Misericordia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...