Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

domingo, 31 de julio de 2011

Estamos tan apurados...

Diario vivir

En esta vida moderna estamos y andamos tan apurados, que nos olvidamos de socorrer a los que sufren y caen a nuestro lado, moribundos, sufrientes, desilusionados.
Hay un ejemplo muy lindo en el Evangelio, en la parábola del Buen Samaritano, que es ejemplo de lo que no debemos hacer. Porque a veces sucede que hasta estamos en las cosas de Dios, rezamos, vamos a Misa, comulgamos, pero nos olvidamos de socorrer a los pobres, a los enfermos, de enseñar al que está en la oscuridad de la ignorancia. Y entonces procedemos como ese sacerdote y ese levita de la parábola, que al ver al hombre herido, pasaron de largo; en cambio el samaritano lo socorrió.
También nosotros debemos seguir con las prácticas religiosas, pero dándole un corazón compasivo y misericordioso, para que esas prácticas nos lleven a ser más buenos y caritativos, ayudando a quien lo necesita.
A veces nos olvidamos hasta de nuestros propios parientes que sufren, y como la caridad bien entendida comienza por casa, es bueno que reveamos esa situación y pensemos si no podemos hacer algo al respecto para mejorar.
Tenemos que ser buenos y misericordiosos, porque nos conviene a nosotros mismos, puesto que Dios ha prometido que será misericordioso con quien haya practicado la misericordia.
No nos olvidemos que las apariencias engañan, y que en el pobre que nadie quiere, está Jesús en persona, y lo que le hacemos al pobre, se lo hacemos al mismo Cristo.
Tengamos presente que si ahora despreciamos y no socorremos a los pobres y necesitados, serán ellos los que estarán en la puerta del Cielo, esperándonos, para decirle al Señor que no nos deje pasar y que nos eche a las tinieblas.
En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.


sábado, 30 de julio de 2011

* Jesús Amigo, Núnca Fallas




Bendiga
a todos y a cada uno de ustedes. 


Feliz día del amigo internacional !

Encogido, esperé la aurora


María nos abraza cuando tenemos miedo, cuando no sabemos a dónde ir.
 
Encogido, esperé la aurora


La tormenta arreciaba en el bosque, mientras trataba de mantener lo menos dispersas posible mis pocas ideas de orientación.

Los relámpagos fotografiaban mi pavor y lo mostraban a todos los árboles que se asomaban por entre las copas vecinas para ver a aquel intruso.

EL corazón aceleraba. Mi indecisión inventaba precipicios a poca distancia que destrozaban mi ánimo empequeñecido.

Fue entonces, allí, que me topé con una ermita de la Virgen. Me metí sin precauciones y, encogido, esperé la aurora.

Aprendí la lección. Cuando mi vida tropieza y parece que caerá sin remedio, yo La miro. Me enamoré de Ella. Cada mañana le llevo una flor a su santuario.

María nos abraza cuando tenemos miedo, cuando no sabemos a dónde ir. ¡Cuenta siempre con Ella!


Fuente: Catholic.net

viernes, 29 de julio de 2011

DECÁLOGO DE LA CONVIVENCIA
Aceptarás al prójimo como es, amándole con todos sus defectos.

No tomarás en cuenta sus ingratitudes y desvíos

No juzgarás su conducta a sus espaldas

Interésate de contínuo por sus cosas.

Alaba sus virtudes o cualidades en su ausencia, que pronto lo sabrá.

Servirás al prójimo aunque sea un comodón.

Agradecerás al otro sus pequeñas atenciones, tratando de hacérselas mayores tú.

Estarás siempre alegre para alegrar a todos.

Te gozarás con los triunfos del otro sin envidiarlos.

Pide las cosas por favor. Y si haces algo mal, pide perdón.

Fuente:webcatolicodejavier.org

jueves, 28 de julio de 2011

“Mane nobiscum, Domine!”


“Mane nobiscum, Domine!”
Como los dos discípulos del Evangelio, te imploramos.
Señor Jesús, ¡quédate con nosotros! 
 
Tú, divino Caminante, experto de nuestras calzadas y conocedor de nuestro corazón, no nos dejes prisioneros de las sombras de la noche.

Ampáranos en el cansancio, perdona nuestros pecados, orienta nuestros pasos por la vía del bien.

Bendice a los niños, a los jóvenes, a los ancianos, a las familias y particularmente a los enfermos. Bendice a los sacerdotes y a las personas consagradas. Bendice a toda la humanidad.

En la Eucaristía te has hecho “remedio de inmortalidad”: danos el gusto de una vida plena, que nos ayude a caminar sobre esta tierra como peregrinos seguros y alegres, mirando siempre hacia la meta de la vida sin fin. 
 
Quédate con nosotros, Señor!
Quédate con nosotros! Amén.
ORACIÓN AL FINALIZAR LA HOMILÍA DURANTE LA CELEBRACIÓN DE LA SANTA MISA, ADORACIÓN Y BENDICIÓN EUCARÍSTICA CON OCASIÓN DEL COMIENZO DEL AÑO DE LA EUCARISTÍA . 17 DE OCTUBRE DE 2004

Fuente:www.mariamediadora.com

miércoles, 27 de julio de 2011

Dios y mi corazón

Sin la disponibilidad del hombre, Dios no puede cambiar los corazones. Hace falta, ante la acción que viene del Amor, abrir puertas.
 
Dios y mi corazón


Un tema difícil y hermoso: la relación entre Dios y cada corazón.

Por un lado, Dios con su grandeza, su bondad, su omnipotencia.

Dios es perfecto, bueno. Su nombre más hermoso: Padre. Su deseo más grande: acoger a sus hijos en casa. Su pena más honda: nuestra ingratitud, desidia, pereza, pecado. Su potencia más conmovedora: la misericordia ofrecida a todos.

Por otro lado, la pequeñez del hombre. Miseria, egoísmo, impureza, avaricia, odio, soberbia, ingratitud. Un cúmulo de males y de mezquindades de todo tipo. Vidas vacías a pesar del cúmulo de experiencias y emociones con las que, locamente, buscamos apagar la sed de bien, de verdad, de belleza, que sólo podemos encontrar en Alguien como Dios.

¿Cómo se conjugan dos polos tan diferentes? El movimiento inicia siempre desde el lado de Dios: por amor nos creó. Por amor nos espera. Por amor ofrece tiempo para que sea posible romper con el pecado, volver a casa, empezar a recorrer el camino que lleva a vivir de modo bueno.

Sin la disponibilidad del hombre, Dios no puede cambiar los corazones. Hace falta, ante la acción que viene del Amor, abrir puertas, dejar miedos, confiar. La parte que corresponde a la libertad humana no puede ser sustituida ni siquiera por Dios.

Pero incluso ese abrir, cambiar, empezar de nuevo, es ya parte del gran regalo de Dios.

Sólo cuando acogemos la luz que viene del cielo, somos capaces de descubrir la presencia del pecado. Entonces reconocemos nuestros errores y mezquindades. Estamos listos para alzar los ojos al cielo y suplicar el regalo del perdón.

Así empieza una nueva historia. Dios y mi corazón han entrado en sintonía. Empiezo a vivir según la Alianza de Amor que Cristo trajo al mundo por encargo de su Padre, que también es nuestro.
Autor: P. Fernando Pascual
Fuente:Catholic.net

martes, 26 de julio de 2011

Oracion del papa Benedicto XVI por los abuelos


Señor Jesús, tu naciste de la Virgen María, hija de San Joaquín y Santa Ana. Mira con amor a los abuelos de todo el mundo.
¡Protégelos! Son una fuente de enriquecimiento para las familias, para la Iglesia y para toda la sociedad. ¡Sostenlos! Que cuando envejezcan sigan siendo para sus familias pilares fuertes de la fe evangélica, custodios de los nobles ideales, hogareños, tesoros vivos de sólidas tradiciones religiosas.
Haz que sean maestros de sabiduría y valentía, que transmitan a generaciones futuras los frutos de su madura experiencia humana y espiritual.
Señor Jesús, ayuda a las familias y a la sociedad a valorar la presencia y el papel de los abuelos. Qué jamás sean ignorados o excluidos, sino que siempre encuentren respeto y amor.
Ayúdales a vivir serenamente y a sentirse acogidos durante todos los años de vida que les concedas.
María, Madre de todos los vivientes, cuida constantemente a los abuelos, acompáñalos durante su peregrinación terrena, y con tus oraciones obtén que todas las familias se reúnan un día en nuestra patria celestial, donde esperas a toda la humanidad para el gran abrazo de la vida sin fin. Amén.


Felíz día a todos los abuelitos del mundo !!!!


Fuente:catinfor.com

lunes, 25 de julio de 2011

Mensaje de confianza

Propósito. 
Cuando San Pedro, saltando de la barca, se lanzó al encuentro del Salvador, caminó con firmeza sobre las olas. El viento soplaba con violencia. Las olas ya se levantaban en torbellinos furiosos y socavaban en el mar abismos profundos. La vorágine se abría delante del Apóstol. Pedro tembló; dudó un segundo. Y así comenzó a hundirse... “Hombre de poca Fe, le dijo Jesús, ¿por qué has dudado?”.
He ahí nuestra historia. En los momentos de fervor nos quedamos tranquilos y recogidos junto al Maestro. Viene la tempestad, el peligro absorbe nuestra atención. Desviamos entonces la mirada de Nuestro Señor para fijarla ansiosamente sobre nuestros sufrimientos y peligros. Dudamos... y luego nos hundimos. 
 (De "El Libro de la Confianza", P. Raymond de Thomas de Saint Laurent) 
Comentario: 
Hagamos un propósito. Cuando nos lleguen los problemas, las tentaciones y los miedos, tratemos de confiar en el Señor. Porque es fácil confiar en Dios en los momentos de bonanza y de consuelo espiritual, pero lo difícil es confiar cuando las cosas parecen que salen al revés de como las planeamos.
Simplemente cuando las cosas se compliquen, digámosle a Jesús: “Yo confío en Ti”. Digámosle a María: “Madre mía, confianza mía”; y aunque no sintamos los efectos de la confianza en nosotros y sigamos sintiendo miedo, habremos hecho un acto de confianza en Dios y en su Madre, y nos alegraremos después que pase la tormenta por ese acto valeroso que hicimos en medio de la oscuridad.
Solo una cosa es necesaria: la confianza en Dios. Si tenemos confianza en Dios, entonces lo tenemos todo. Porque pase lo que pase, nosotros estaremos anclados en esa confianza imperturbable y todopoderosa, porque está depositada en Dios, que es Todopoderoso y para quien no hay imposibles.
Si hacemos algo mal, hagamos como los niños que hacen algún lío, que confían en que su padre lo puede solucionar. Así también nosotros, cuando hagamos algo malo o muy malo, y echemos a perder lo que con tanto sacrificio estábamos construyendo, o que otros estaban construyendo, acudamos a nuestro Buen Padre Dios, que todo lo puede arreglar. Lo único que no tiene arreglo es la condenación eterna en el Infierno.


domingo, 24 de julio de 2011

Una Misa especial


Hoy la Misa en mi parroquia, fue especialmente dedicada a José, un primo hermano que hoy hace un año falleció de una diabete que se le detectó a temprana edad... año pasado le dediqué, Glorias de papel, del Padre Fernando Pascual,.. 
http://magdacespedesmel.blogspot.com/2010/07/glorias-de-papel_26.html, ...
les cuento,  la Misa estaba prevista para las 10 horas, pero no apareció el párroco!... unos minutos mas tarde nos avisaron que estaba en camino otro Sacerdote,  entre cánticos y otras cosas ...(que nos divertimos un kilo, en especial mis niños y yo, porque es la Misa de los jóvenes),.. hice un pedido especial de una música, que los transcribo en mi blog dedicándole ...que por supuesto me emocionó muchísimo, entre lágrimas y sonrisas la canté todita ..apareció el Sacerdote... y vaya que valió la pena esperarlo fue todo un éxito, se trata de un Sacerdote que está de vacaciones en nuestro país,  es paraguayo, pero vive desde hace mucho tiempo en Jerusalén... Y le dió todo un vuelco a lo que es nuestra Misa habitual... me dije ... no hay duda que José está en el cielo... se hizo esperar el Sacerdote pero valió sin duda alguna haberlo esperado...de sólo recordarlo me vuelve a emocionar,... fue una Misa preciosa....Gracias Dios mío.
Saben qué?...creo firmente de que nuestros familiares y amigos nos hacen notar de lo bien que están en donde están... sólo que muchas veces no captamos sus gritos en silencio... 
Abrazos para todos y Bendiciones!!!


JESÚS ESTOY AQUÍ 
 
Jesús estoy aqui
Jesús que esperas de mi
mis manos estan vacías que puedo ofrecerte
sólo sé que quiero ser diferente
Jesús estoy aquí
Jesús que esperas de mi
mis ojos temen al mirarte, quisiera poder enfrentarte

amar como tu amas
sentir como tu sientes
mirar atravez de tus ojos
Jesúuus

contigo mi camino es difícil
te exiges abrir un nuevo horizonte
en la soledad de mi noche, Jesúuus
no, no puedo abandonarte, Jesúuus en mi penetrastes
me habitastes, triunfastes y hoy vives en mii..

amar como tu amas
sentir como tu sientes
mirar a travez de tus ojos
Jesúuuss



 

sábado, 23 de julio de 2011

Sin la oración somos débiles.

Un mensaje

"Hay muchos cristianos que son débiles porque oran poco y otros que ya no creen porque ya no hacen oración". 
 (Mensaje de la Reina de la Paz, Medjugorje)

Comentario: 

La Virgen nos dice que sin oración nos hacemos débiles y podemos llegar hasta perder la fe, porque la oración es como la respiración y el alimento del alma, y ya sabemos qué sucede con un alma que no se alimenta, muere irremediablemente.
María, en todas sus apariciones, nos manifiesta la necesidad imperiosa de rezar, para salvarnos nosotros y salvar a muchas almas, porque el demonio está muy activo en el mundo y quiere llevar a la humanidad entera a la perdición, a la autodestrucción, a la pérdida de la fe.
Con la oración María nos promete que venceremos y conservaremos la fe y el amor a Dios.
En estos tiempos tan vertiginosos en que todos corren de un lado para otro y no hay tiempo para nada, es muy frecuente que uno deje de lado la oración, creyendo que es cosa de nada y que no nos afectará en lo más mínimo. Pero sucede que con el paso de los días nos vamos haciendo cada vez peores, las cosas se nos complican cada vez más, y vamos haciéndonos materialistas y terminamos perdiendo la fe y cayendo en pecados de todo tipo.
Por eso María nos quiere avisar de que no debemos desanimarnos en la oración y perseverar, orar insistentemente y de modo frecuente, diariamente, porque nuestra salvación depende de ello.


jueves, 21 de julio de 2011

El Abandonado por los hombres.

Florecillas de Sagrario

Si Jesús está escondido en el Santísimo Sacramento, era lógico también que estuviera abandonado por los hombres, que teniendo poca fe, no creen o creen muy débilmente que Jesús está realmente presente con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en la Eucaristía, y así dejan los Sagrarios de las iglesias en completo abandono, y Jesús, como en Getsemaní, queda solo mientras sus discípulos, los cristianos, dormimos en los intereses mundanos y materiales.
¡Qué caudal de gracias y dones tiene Jesús en el Santísimo Sacramento para darnos a los que nos acercamos con fe y amor a Él! Solo está esperando que vayamos a visitarlo unos minutos a la iglesia y Él se las ingenia para darnos tanta cantidad de gracias, que parece imposible que en tan corto tiempo un alma pueda recibir tanto del Señor. La mayoría de las veces ni nos damos cuenta de los dones que hemos recibido, y por eso nos enfriamos en las visitas a Jesús Sacramentado, y el demonio hace lo suyo para acelerar este enfriamiento, poniéndonos dudas y desabrimientos. ¡Claro, al demonio le horrorizan las almas eucarísticas, porque él sabe muy bien que un alma que tiene amor a la Eucaristía, comulgando frecuentemente y adorando al Señor con visitas periódicas, está perdida para él! Y no solo está perdida para él esa alma, sino que esa misma alma es como un centro de energía que atrae a otras muchísimas almas a Dios, a Jesús en el Sagrario.
Aprovechemos que tenemos a Jesús presente en el Santísimo Sacramento en la iglesia, en el Tabernáculo, y vayamos a Él, porque puede llegar el día en que ya no lo tengamos disponible, y lloraremos y lamentaremos su ausencia.

Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.




miércoles, 20 de julio de 2011

¿Basta con pedir perdón?

La petición de perdón, sin embargo, queda coja si la convertimos en una fórmula hueca, en una especie de rito que repetimos una y otra vez para continuar luego en las mismas actitudes malas.
 


Nos duele el mal que hicimos. Por eso pedimos perdón al familiar, al amigo, al compañero de trabajo, a esa persona a la que ofendimos tanto.

Pedimos también perdón a Dios, porque se interesa por nuestra historia, porque sigue nuestros pasos, porque somos sus hijos débiles y enfermos.

La petición de perdón, sin embargo, queda coja si la convertimos en una fórmula hueca, en una especie de rito que repetimos una y otra vez para continuar luego en las mismas actitudes malas, en los mismos modos de proceder que nos llevaron a ofender a Dios y a los hermanos.

No basta, por lo tanto, con pedir perdón. Hay que dar pasos concretos para abrirnos a la gracia, para analizar a fondo la propia conciencia, para descubrir qué hemos de cambiar para que sea posible evitar futuros pecados y ofensas que dañan tantos corazones.

Además, hay que reparar el daño cometido. Si herimos a una persona, si privamos de su buena fama a un inocente, si robamos un objeto de la oficina, estamos obligados, en justicia, a resarcir por los males cometidos y a devolver a cada uno aquello que le corresponde.

Igualmente, estamos llamados a poner manos a la obra para huir de ocasiones próximas de pecado, como repetimos en algunos actos de contrición. Con sencillez y con realismo, hay que apartar cualquier obstáculo que nos arrastre, poco a poco, hacia el mal.

De ese modo, nuestra petición de perdón iniciará un movimiento eficaz, práctico, que toca las fibras más concretas de la vida, porque nos aleja del camino del mal y la injusticia, y porque nos introduce en el camino de la verdad, la honradez y el amor sincero.


¡Vence el mal con el bien!
Autor: Fernando Pascual, L.C.| Fuente: Virtudes y Valores

Divino Niño Jesús




Oración
de la Confianza
al Divino Niño
Niño amable de mi vida
Consuelo de los cristianos
La gracia que necesito
Pongo en tus benditas manos.

Padre Nuestro...

Tu que sabes mis pesares
Pues todos te los confío
Da la paz a los turbados
Y alivio al corazón mío.

Dios te salve María...

Y aunque tu amor no merezca
No recurriré a ti en vano
Pues eres Hijo de Dios
Y auxilio de los cristianos.

Gloria al Padre...

Divino Niño Jesús Bendecidnos.


Habla Jesús

Hoy por hoy, qué necesitas?
Qué puedo hacer por tu bien?  Si supieras los deseos que tengo de favorecerte. Yo dí de comer a cinco mil hombres con solo cinco panes, porque ví que lo necesitaban, yo calmé la tempestad cuando los apóstoles me despertaron. Yo resucité a la hija de Jairo cuando su padre me pidió que fuera a resucitarle. Tú tambien tendrás que repetir con el profeta; "Quién ha clamado a Dios y no ha sido escuchado?"
No te averguences, pobre alma!, hay en el cielo tantos justos y tantos santos de primer orden, que tuvieron los mismos defectos que tú tienes. Pero rogaron con humildad y poco a poco se vieron libres de ellos.
Porque "Yo no vine a buscar a los justos sino a los pecadores "Y porque " Un corazón humillado y arrepentido, Dios núnca lo rechaza". " El mejor regalo para Dios es un corazón arrepentido"

lunes, 18 de julio de 2011

Mi alma se agita Señor!

Mi alma se agita, Señor
Porque, lejos de ser trigo que muere,
pretendo ser flor que nunca se marchita,
que no quiere perder ninguno de sus pétalos,
que, lejos de renunciar a su hermosura,
la quiere salvar a toda costa.

Mi alma esta agitada, Señor
Porque para dar fruto,
me dices que, primero, hay que desaparecer.
Porque para darte gloria,
me recuerdas que he de sucumbir.
Porque para, ser de los tuyos,
he de alejarme de muchos de lo míos.
Mi alma esta agitada, Señor
¿Qué te diré? ¿A quién clamaré?
¿A dónde iré? ¿Merece la pena, Señor?
Como Tú, Señor, también yo digo:
Líbrame de aquellas horas
que me producen pena y llanto.
Evítame las cruces excesivamente pesadas.
Condúceme por los caminos
no inhumanamente estrechos.
Pero, eso sí, Señor;
No se haga mi voluntad.
Porque, sé mi Señor,
que todo lo que me pides y me das,
que todo lo que pones bajo mis pies,
es porque, previamente, Señor,
sabes que lo puedo soportar
y por Ti entregar.
 
Mi alma esta agitada, Señor
Pero sé que, hoy siempre,
la esperanza que tengo en Ti
no me defraudará.

Amén.
 
Autor:Fernando Pascual

Quien calla, ¿otorga?


A veces, la gente calla por miedo, o porque no tiene tiempo para seguir hablando, o porque tiene razón pero no sabe cómo expresarla.
 
Quien calla, ¿otorga?


Decir la “última palabra” significa varias cosas, algunas de ellas contradictorias. La primera, que ya todos piensan que no hay nada más que decir. La segunda, que tal vez la última palabra era la correcta. Tercera, que en ocasiones la última palabra no era correcta, pero se impuso sobre los demás. La cuarta, que nadie añade nada no por falta de argumentos, sino por miedo, por cansancio, o por falta de tiempo.

Decir la “última palabra” no significa automáticamente tener la razón. Porque a veces no se ofrece una posibilidad de réplica, o porque se persigue a los que piensan de otra forma, o porque los sofismas eran tan buenos que engañaron a los “adversarios”.

Por eso, la frase “quien calla, otorga”, no es siempre verdad. A veces, la gente calla por miedo, o porque no tiene tiempo para seguir hablando, o porque tiene razón pero no sabe cómo expresarla.

En el mundo de la información, la última palabra no coincide con la verdad. Tampoco hay que considerar como correcto lo repetido diez, cien, mil veces en agencias de noticias, blogs, prensa tradicional, prensa digital, radio, televisión...

Vivimos en un mundo lleno de palabras, muchas de las cuales vacías, engañosas, falsas. Otras son verdaderas, aunque no siempre estén en los mejores medios de información, aunque no sean asequibles para muchos, aunque queden sepultadas bajo toneladas de insultos y de desprestigio desde los ataques de grupos de poder enemigos del sano pluralismo y amigos de la imposición mediática.

No siempre quien calla otorga. Hay silencios que dicen más que mil palabras. Hay miradas que denuncian el avance de la mentira sistemática. Hay héroes que sufren la denigración pública pero que guardan un tesoro maravilloso de honradez, de verdad, de justicia.

Ese tesoro brillará un día, tal vez tras las fronteras de la muerte. Entonces se verá qué palabras fueron engañosas y asesinas, y qué corazones vivieron en la luz de verdad. Será el momento en el que quien callaba hablará, y su frágil voz, unida a la voz potente del Dios de la justicia y de la misericordia, será un canto eterno de alabanza y de alegría.

Autor: Fernando Pascual
Fuente: Catholic.net

sábado, 16 de julio de 2011

Confidencias de Jesús a un Sacerdote

Mons. Ottavio Michelini

25 de Julio de 1975 
UN HECHO EVIDENTE 
-  Señor, ¿cuál es la participación de tu Madre en el Misterio Eucarístico?

"La misma que en el Misterio de la Encarnación.
Es de comunión perfecta, viviendo Ella de Mí y Yo de Ella: Ella de mi naturaleza divina, Yo de su naturaleza humana.
He dicho que vivimos en una comunión perfecta: donde estoy Yo, también está Ella.
Hijo, bastaría esto para volver más accesible a las almas la grandeza de mi Madre y vuestra.
Por medio suyo el injerto de Mí, Verbo eterno de Dios, en la naturaleza humana; por medio suyo se ha hecho realidad el Misterio de la salvación.
Es un Misterio en pleno desarrollo. Por medio de Ella, Satanás ha sido vencido y el hombre de buena voluntad, si quiere, puede salvarse”.
La comunión, que brota del Misterio de la Encarnación, continúa en el Misterio Eucarístico y continuará eternamente. Yo siempre viviré de su naturaleza humana y Ella siempre vivirá de mi naturaleza divina.
Esta comunión es un hecho evidente jamás repetible. No tiene comparación en la comunión  mía con las almas en gracia, aunque también esta última es una cosa que no se puede describir humanamente por su belleza sobrenatural. 
Envueltos en la oscuridad 
De las relaciones que intervienen entre Dios Uno y Trino y Mi Madre se derivan hechos sublimes, únicos e irrepetibles:
 -  su maternidad inseparable de su virginidad,
 -  su concepción inmaculada,
 -  su exención de la corrupción de la carne,
 -  su asunción y su realeza sobre todas las potestades del Cielo y de la tierra,
-  su poder sobre las mismas fuerzas del infierno que, al final, derrotará definitivamente.
Los hombres, en su presuntuoso simplismo, no ven la grandeza y el poder de mi Madre que es también su Madre. No han escuchado sus repetidas llamadas maternales.
Si los hombres se volvieran a Ella arrepentidos, si le rezaran, podrían evitar la avalancha que los amenaza y que ya está en movimiento.
Pero, embriagados de placeres y de bienes materiales, viven en cambio envueltos en la oscuridad como si Dios no existiera y como si tampoco existiera mi Madre.
Los hombres, e incluso muchos de mis ministros, no han comprendido, el amor sin medida de su Madre Celestial, porque no han profundizado.
Si lo hubieran comprendido y lo hubieran correspondido, cuántos males no se habrían evitado a los individuos y a los pueblos; ¡cómo habría sido de serena para todos su peregrinación por la tierra!

Una meditación
Bienaventurados. 
Si en el Cielo solo estuviera María, ya seríamos felices para siempre en él, porque viendo a María, el alma ya es bienaventurada, puesto que Ella es de una belleza tal que cautivó al mismo Dios, que encuentra sus delicias en contemplarla y poseer a esta Flor del Paraíso que es María Santísima.
Pero no debemos esperar al Cielo para contemplar a María, porque María está al lado de cada uno de nosotros en el camino de la vida, y si bien la mayoría de nosotros no la verá con los ojos del cuerpo, sí todos podemos verla con los ojos de la fe, con los ojos del alma, porque Ella está al lado nuestro constantemente, protegiéndonos y consolándonos.
Será muy hermoso cuando veamos a Dios y nos abracemos a Él. Pero no menos maravilloso será el abrazarnos a la Virgen, a quien tanto hemos amado aquí en la tierra, y la que tanto nos ha amado, hasta el punto de haber entregado a su propio Hijo a la cruz y a la muerte para salvarnos.
Seamos buenos para poder ir al Cielo y ver a María. Pero seamos buenos también para ver a María ya en esta vida, porque María se muestra en toda su belleza a quien la ama de corazón y trata de ser santo.

Oración a la Virgen del Carmen

El devoto de la Virgen del Carmen procurará cada día -cuando mejor pueda- hacer esta consagración a su Madre: 


"!Oh, María, Reina y Madre del Carmelo! Vengo hoy a consagrarme a Ti, pues toda mi vida es como un pequeño tributo por tantas gracias y beneficios como he recibido de Dios a través de tus manos.

Y porque Tú miras con ojos de particular benevolencia a los que visten tu escapulario, te ruego que sostengas con tu fortaleza mi fragilidad, ilumines con tu sabiduría las tinieblas de mi mente y aumentes en mi la fe, la esperanza y la caridad, para que cada día pueda rendirle el tributo de mi humilde homenaje.

El santo escapulario atraiga sobre mí tus miradas misericordiosas, sea para mi prenda de tu particular protección en luchas de cada día y constantemente me recuerdes el deber de pensar en Ti y revestirme de tus virtudes.

De hoy en adelante me esforzaré por vivir en suave unión con tu espíritu, ofrecerlo todo a Jesús por tu medio y convertir mi vida en imagen de tu humildad, caridad, paciencia, mansedumbre y espíritu de oración.

¡Oh, Madre amabilísima! Sosténme con tu amor indefectible, a fin de que a mí, pecador indigno, me sea concedido un día cambiar tu escapulario por el eterno vestido nupcial y habitar contigo y con los santos del Carmelo en el reino de tu Hijo".

Amén


GOZOS A LA VIRGEN DEL CARMEN

carmen9.jpgProdigioso y admirable
Imán de nuestro desvelo;
Nubecilla del Carmelo,
Sednos protectora y Madre.
Salve, Reina de los, cielos,
De misericordia Madre,
Vida y dulzura divina;
Esperanza nuestra, Salve;
Nubecilla etc.
Dios te Salve, Templo hermoso
Del divino Verbo en carne,
Sálvete Dios, Madre Virgen,
Pues eres Virgen y Madre;
Nubecilla etc.
Volvednos, Madre piadosa,
Vuestros ojos admirables,
Y mirad por vuestros hijos,
Pues que sois piadosa Madre;
Nubecilla etc.
Socorrednos, pues escucha
Que en las penas y combates
A ti suspiramos todos
En este lloroso valle;
Nubecilla etc.
Mostradnos a vuestro Hijo
De Josafat en el Valle,
Piadoso, pues que nació
De ese cristal admirable;
Nubecilla etc.
Rogad por vuestros devotos
A la bondad inefable;
Pues murió para salvarnos,
Por su clemencia nos salve;
Nubecilla del Carmelo,
Sednos protectora y Madre.

V. Ruega por nos, santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Jesucristo


ORACIÓN

Oh Dios, que adornaste a la Orden de la Beatísima siempre Virgen y Madre tuya María con el singular título del Carmelo: concede propicio que escudados con los auxilios de aquella cuya conmemoración celebramos, seamos dignos de llegar a los gozos eternos. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. Así sea.

Concluir cada día con tres avemarías.


Beatriz Letelier 
Todo mujer

viernes, 15 de julio de 2011

LA FLOR DEL CARMELO

 
 
    


LA FLOR DEL CARMELO 
San Simón Stock
Oh Bellísima Flor del Carmelo, Fructífera Viña, Resplandor del Cielo, Madre Singular del Hijo de Dios, Virgen Siempre Pura!
Madre Santísima, después de habernos traído el Hijo de Dios, permanecisteis intacta y sin mancha ninguna.
¡Oh Bienaventurada Siempre Virgen, asistidme en esta necesidad!
¡Oh Estrella del Mar, auxiliadme y protegedme!
¡Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros!
¡Madre y Ornamento del Carmelo, rogad por nosotros!
¡Virgen, Flor del Carmelo, rogad por nosotros!
¡Patrona de los que visten el Santo Escapulario, rogad por nosotros!
¡San José, fiel Amigo del Sagrado Corazón, rogad por nosotros!
¡San José, Castísimo Esposo de María, rogad por nosotros!
¡San José, nuestro Gran Protector, rogad por nosotros!
¡Dulce Corazón de María sed nuestra Salvación! Amén.
 
ORACIÓN FINAL 
 
Oh Virgen del Carmen María Santísima, que has ofrecido tu especial asistencia en la hora de la muerte a  los que devotamente vistieron tu Santo Escapulario, para que por medio de una verdadera penitencia logren salir de esta vida en gracia de Dios, y librarse de las penas del infierno. Te ruego, Madre, me asistas, ampares y consueles en la hora de mi muerte, y me alcances verdadera penitencia y contrición de mis pecados, perfecto amor de Dios, y deseos vivos de agradarle, para que mi alma no se pierda eternamente, sino que salga segura de esta vida, para gozar la felicidad eterna de la gloria; y al presente consiga lo que en esta oración, por vuestra intercesión, pido a Nuestro Señor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...