Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 30 de julio de 2016

Qué amigo tenemos en Jesús!




El Conoce todas mis faltas, y aun así me acepta tal como soy.
Ve todas mis debilidades, más nunca se rinde en mí.
Puedo confiar que Él me guiará hasta el hogar.

A Él confieso cada pecado y tropiezo.
Con Él comparto todos mis pensamientos y sentimientos, frustraciones y temores, tristezas y alegrías.
A Él le confío mis más profundas necesidades y anhelos.
¡Él siempre entiende!

Él escucha mi corazón así como mis palabras.
Él escucha mis pensamientos así como mis oraciones.
Él me dice la verdad, aunque me duela.
¡Él realmente se preocupa!

Jesús se regocija cuando estoy feliz en Él.
Cuando estoy triste, Él comparte mis tristezas.
Cuando estoy muy cansado para seguir, Él me sostiene.
Cuando me extravío, Él toma mi mano y me conduce en sus senderos. Mi Amigo siempre está allí!

Él me dice Sus pensamientos y planes.
En Sus cartas de amor para mí todas están en mi preciosa Biblia–.
Él comparte Sus más profundos pensamientos.
Comparte Sus alegrías así como Sus sufrimientos.
Él me muestra porqué dio Su vida por mí: para que Él y yo seamos uno por la eternidad.

Porque Él me ha unido a Sí mismo por la cruz.
Sus amigos son mis amigos. Sus enemigos son mis enemigos.
Sus batallas son mis batallas. Y Él siempre triunfa, aun cuando tenga que compartir sus heridas y llevar cicatrices de guerra.

Cada mañana planeamos nuestro día juntos.
Todo el día caminamos y trabajamos juntos.
¡Somos inseparables!

Mi amigo es sabio, paciente, amante y bondadoso.
Él es fiel, considerado, incambiable y puro.
Él es fuerte, confiable, leal y verdadero.
¡Él suple mis necesidades!

"Este es mi amado y este es mi Amigo!"
¿Es Él tu amigo también?

¡FELIZ DÍA DEL AMIGO!

 
 

En el horizonte siempre brilla María




En el horizonte siempre brilla María, jamás desaparece. El alma que se encomienda a Ella llegará con toda seguridad al puerto de salvación. Ella es Auxilio de los cristianos, aunque Madre de toda la humanidad. Todos somos sus hijos amados. A todos desea conducirnos al encuentro con Cristo, su Hijo y Dios.

El Rey y la Reina reinan en el Paraíso. Y tú? Tú eres hijo del Rey de reyes, hijo de María. Eres príncipe desde el día de tu nacimiento. Dios te creó para la santidad. Para amarlo y para que seas amado. No tienes sangre azul, pero sí sangre real. Eres rey, nación sagrada. Qué pocas veces pensamos esto los cristianos!

Que esto te haga sonreír cada día de tu vida. Eres coheredero con Cristo del Reino. María te ayudará a conseguirlo y a poner en fuga al enemigo al que tanta envidia le ocasionas.


viernes, 29 de julio de 2016

Aprendí



Aprendí....
que un niño que se duerma en tus brazos te da una de las sensaciones de más paz en el mundo.

Que la mejor aula del mundo está a los pies de un anciano.

Que cuando estás enamorado, realmente se nota.

Que una sola persona que me diga:
"Haz hecho grandioso mi día", me hace grandioso el día a mí.

Que ser gentil es más importante que estar en lo cierto.

Que nunca debes rechazar un regalo que te da un niño.

Que siempre podré rezar por alguien cuando no tenga la fuerza para ayudarlo de alguna otra manera.

Que no importa cuán serio tu vida te exige ser, todos necesitamos un amigo para relajarnos y divertirnos.

Que a veces todo lo que una persona necesita es una mano que sostenga la suya y un corazón que la comprenda.

Que las caminatas con mi padre alrededor del manzano, en las tibias noches de verano cuando yo era niño, hicieron maravillas para mí de adulto.

Que todas esas pequeñas cosas que suceden a diario son las que hacen que la vida sea tan espectacular.

Que debajo de la dura coraza de todos, está una persona que quiere ser apreciada y querida.

Que el Señor no lo hizo todo en un día. ¿Que me hace pensar que yo sí podré?

Que ignorar los hechos no los cambia.

Que cuando planeas vengarte de alguien, sólo le estás permitiendo a esa persona, que te siga lastimando.

Que la manera más fácil para que yo crezca como persona es rodearme de personas más inteligentes que yo.

Que una sonrisa es una forma muy sencilla de mejorar tu apariencia.

Que todas las personas a las que conoces merecen ser saludadas con una sonrisa.

Que no hay nada más dulce que dormir con tus bebés, y sentir su suave aliento en tus mejillas.

Que nadie es perfecto hasta que te enamoras de ellos.

Que la vida es dura, pero yo soy más fuerte.

Que nunca se pierden las oportunidades; alguien más tomará las que tú dejas pasar.

Que una persona debe expresarse con palabras suaves y dulces, porque es posible que mañana se las tenga que tragar.

Que no puedo elegir cómo me siento, pero sí puedo elegir qué hacer al respecto.

Que cuando tu nieto recién nacido se aferra a tu dedo meñique con su pequeño puño, te agarran de por vida.

Que es mejor dar consejos sólo en dos circunstancias; cuando te lo piden y cuando es una situación de vida o muerte.

Que la vida es como un rollo de papel higiénico. A medida que se acerca al final del rollo, más rápido suceden las cosas.

Que cuanto menos tiempo tengo, hago más cosas.

Que cuando albergas amargura, la felicidad atracará en otro lugar.

Que el dinero no compra clase.

Que el amor y no el tiempo, sana todas las heridas.

Que todos queremos vivir en la cima de la montaña, pero toda la felicidad y crecimiento suceden mientras estás subiendo la montaña.

Aprendí...que deberíamos estar contentos que Dios no nos da todo lo que pedimos.



 
 
 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...