Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 30 de enero de 2016

María es Medianera de todas las gracias




María es Medianera de todas las gracias. Sólo Ella puede arrancar las mayores gracias, y hasta las más imposibles, a su Divino Hijo. Los santos también interceden, pues nadie ha sido elevado a tal rango como María: su Maternidad Divina, su Inmaculada Concepción, el Arca de la Alianza.

Por eso tenemos que ir a Jesús por María, y de María a Jesús. Cristo hubiera podido aparecer de adulto en el mundo, pero quiso servirse de María para redimir al mundo. La Santísima Virgen María es el canal, el acueducto de las gracias de Dios.

Todas las gracias que vienen a nosotros tienen el perfume de María, porque sus manos hermosas e inmaculadas las han distribuido, del Corazón de Jesús a las almas.

María, Medianera de todas las gracias, rogad por nosotros.


Del muro de Alejandro María

jueves, 28 de enero de 2016

La esencia del ser


 
Sabrás del dolor y de la pena,
de estar con muchos, pero vacío.

Sabrás de la soledad de la noche
y de la longitud de los días.

Sabrás de la espera sin paz
y de aguardar con miedo.

Sabrás de la soberbia de aquellos
que detentan el poder
y someten sin compasión.

Sabrás de la deserción de los tuyos
y de la impotencia del adiós.

Sabrás que ya es tarde
y casi siempre imposible.

Sabrás que eres tú el que siempre da
y sientes que, pocas veces
te toca recibir.

Sabrás que a menudo piensas distinto
y tal vez no te entiendan.

Pero sabrás también:

Que el dolor redime.
Que la soledad cura.
Que la fe agranda.
Que la esperanza sostiene.
Que la humildad ennoblece.
Que la perseverancia templa.

Que el olvido mitiga.
Que el perdón fortalece.
Que el recuerdo acompaña.
Que la razón guía.
Que el Amor dignifica...

Porque lo único que verdaderamente vale
es aquello que está dentro de ti,
y por encima de todo está Dios,
sólo tienes que descubrirlo
y así hallarás la verdadera Paz.

S.S. Juan XXIII

 
 
 

miércoles, 27 de enero de 2016

Sigue tu camino


Todos los días nos preocupamos por muy distintos motivos.
Puede ser el trabajo, o quizás la situación sentimental, un problema con un amigo, o dificultades económicas. Le ponemos gran atención a estas situaciones, y muchas veces no encontramos la salida.

Sin embargo, piensa que cada parte de tu cuerpo, cada órgano, cada célula funciona con gran coordinación para lograr que cada día te despiertes y sientas la luz del sol. Llevas a cabo todas tus actividades, sin preocuparte de cómo tu corazón hace fluir la sangre por tu cuerpo, o cómo asimilas los alimentos. Piensa en que todas las partes que te forman funcionan sin que te preocupes de ellas.

Todo ello ocurre sin que le prestes atención.
De igual manera lo que te rodea tiene su camino, y eres tú quien puede decidir la propia vía. Deja que la vida fluya a tu alrededor. Todo tiene su constante fluir, también tú lo tienes. Cuando descubras tu camino, cuando sientas tu dirección, verás que las dificultades tienen su solución, podrás aprender de ellas y dejarlas atrás. Cada problema es como una flor, de la que la abeja saca el polen y luego sigue su vuelo. No te quedes en un problema, no te dejes embargar por la preocupación, pues mientras más lo pienses, más te atarán.

Considera que en la vida no hay problemas, sólo situaciones por resolver. Cuando te des cuenta de que la vida es simple, que cada uno de sus elementos tienen una razón de ser, cuando comprendas que los problemas en realidad no existen, podrás iniciar tu camino hacia la felicidad. 

 
 

martes, 26 de enero de 2016

El mundo al revés



Quiero ser bienaventurado, Señor,
mirando hacia el cielo,
cuando se me invita solamente
a clavar mis ojos en la tierra,
a orientarlos hacia el suelo.

Quiero, Señor, un mundo al revés:
Donde la riqueza, sea tenida como pobreza.
Donde la pobreza, sea exaltada como riqueza.
Donde aquellos que lloran sean cánticos de gloria,
y, donde aquellos que ríen,
sepan que, su alegría, es en poco tiempo nada.

Quiero, Señor, un mundo al revés:
¡Un mundo de bienaventuranzas!
¡Un mundo de felicidad!
¡Un mundo de corazones vacíos de trastos!
¡Un mundo con el corazón lleno de Ti!

¿Cómo llegar a ese mundo al revés?
Sólo Tú, Señor, tienes el secreto para conseguirlo:
Un mundo que llora, son hombres que aman.
Un mundo que sufre, es un mundo que sabe superarse.
Un mundo que se abre, es un mundo que no olvida.
Un mundo que busca la paz, es un mundo que busca el cielo.
Un mundo que es perseguido, es un mundo que no se conforma.
Pero ¿estamos hablando del mismo mundo, Señor?
¿De hombres que estén dispuestos a llorar, sufrir,
brindarse, ser limpios de corazón, perseguidos o ajusticiados
por causa de tu nombre, Señor?
Por eso, amigo y Señor, porque el mundo no va bien,
ayúdanos, con las bienaventuranzas,
a darle la vuelta, a cambiarlo,
y, si hace falta, a ponerlo al revés.
¡Sólo así, seremos bienaventurados!
¡Felices y contentos!

P. Javier Leoz

 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...