Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 21 de julio de 2011

El Abandonado por los hombres.

Florecillas de Sagrario

Si Jesús está escondido en el Santísimo Sacramento, era lógico también que estuviera abandonado por los hombres, que teniendo poca fe, no creen o creen muy débilmente que Jesús está realmente presente con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en la Eucaristía, y así dejan los Sagrarios de las iglesias en completo abandono, y Jesús, como en Getsemaní, queda solo mientras sus discípulos, los cristianos, dormimos en los intereses mundanos y materiales.
¡Qué caudal de gracias y dones tiene Jesús en el Santísimo Sacramento para darnos a los que nos acercamos con fe y amor a Él! Solo está esperando que vayamos a visitarlo unos minutos a la iglesia y Él se las ingenia para darnos tanta cantidad de gracias, que parece imposible que en tan corto tiempo un alma pueda recibir tanto del Señor. La mayoría de las veces ni nos damos cuenta de los dones que hemos recibido, y por eso nos enfriamos en las visitas a Jesús Sacramentado, y el demonio hace lo suyo para acelerar este enfriamiento, poniéndonos dudas y desabrimientos. ¡Claro, al demonio le horrorizan las almas eucarísticas, porque él sabe muy bien que un alma que tiene amor a la Eucaristía, comulgando frecuentemente y adorando al Señor con visitas periódicas, está perdida para él! Y no solo está perdida para él esa alma, sino que esa misma alma es como un centro de energía que atrae a otras muchísimas almas a Dios, a Jesús en el Sagrario.
Aprovechemos que tenemos a Jesús presente en el Santísimo Sacramento en la iglesia, en el Tabernáculo, y vayamos a Él, porque puede llegar el día en que ya no lo tengamos disponible, y lloraremos y lamentaremos su ausencia.

Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.




3 comentarios:

  1. Hola amiga. Muy linda entrada, Alabado sea el Santísimo.
    Vengo a felicitarte por tu santo, que pases un día muy lindo en unión de tus familiares.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Felicidades Magda!¡ Un gran día, Santa María
    Magdalena! Yo le tengo mucho amor por su forma
    de amar, su forma incondicional de entregarse...
    ¡ Que lo pases muy feliz, junto a los tuyos.!
    Un abrazo. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! Muchas gracias,Marian y Magda!!!... Miles de bendiciones para ustedes!!!
    Igualmente para vos Magda, tambien es tu día! Un gran abrazo de corazón!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...