Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

miércoles, 3 de mayo de 2017

Fiesta de la Santa Cruz de Mayo





Jesús, en el gozo de la Pascua, nos reveló milagrosamente el sagrado monumento de Su amor por la humanidad: La Santa Cruz
El día de la Santa Cruz de mayo, o Fiesta de las Cruces, es una tradición muy popular de la identidad religiosa y cultural en muchos países latinoamericanos.
El "Día de la Santa Cruz" se basa en una antigua fiesta litúrgica que celebra el descubrimiento de la verdadera Cruz de Cristo por Santa Elena, Madre del emperador Constantino, el 3 de mayo del año 326 D.C


 Veneración de la Cruz de Mayo


En este día, la Cruz de Jesucristo es honrada con procesiones, cantos y cientos, incluso miles, de cruces decoradas a lo largo de bordes de caminos, laderas, parques, cementerios y otros lugares públicos.

Hace unas pocas semanas, la Cruz nos fue mostrada como el instrumento de la humillación de Nuestro Señor y como lecho de sufrimiento donde Él se entregó por nosotros para nuestra salvación

Desde entonces, la Cruz conquistó la muerte ¿Y qué es Su Cruz ahora, sino un trofeo de Su hermosa victoria? Que todas las rodillas se doblen delante de esta Cruz sagrada, mediante el cual, Nuestro Señor Jesús ganó el honor y la alabanza que ahora le damos

El día de Su nacimiento en Belén, cantamos estas palabras del Profeta Isaias:

"Un Hijo nos ha nacido, y un Hijo nos es dado, y Su gobierno está sobre Sus hombros". (Isaías 9,6)

Hemos visto a nuestro Salvador llevando esta cruz sobre su hombro; Como Isaac llevó la madera para su propia inmolación; Pero ahora ya no es una carga pesada, la Cruz brilla con un brillo que arrebata los ojos de los ángeles.

Y después de haber recibido la veneración del hombre mientras dure el mundo, aparecerá repentinamente en las nubes del Cielo, el Juez de los vivos y de los muertos, un consuelo para los que lo han amado, pero también será un reproche para los que lo han tratado con desprecio u olvido.

Jesús, en el gozo de la Pascua nos reveló milagrosamente este sagrado monumento de Su amor por la humanidad. Él la confía a nuestra custodia; Será nuestro consuelo mientras dure este mundo: ¿no es justo que debamos amar y venerar la Santa Cruz?

El orgullo de Satanás jamás se encontró con tal humillación como cuando vió el instrumento de nuestra perdición hecho el instrumento de nuestra salvación.

Descubrimiento de la Santa Cruz

En cuanto a la Cruz donde fue crucificado el Hijo de Dios, no fue tan fácil de encontrar. El cetro de nuestro Divino Rey debía ser levantado de su tumba y enaltecida desde lo alto para todas las naciones

Después de la victoria ganada por el emperador Constantino defendiendo el libre ejercicio de los cristianos, y en virtud de la Cruz que le apareció en los cielos, Santa Helena, su madre, fue a Jerusalén para tratar de encontrar la verdadera Cruz.

A principios del siglo II, el emperador Adriano había cubierto el Calvario y el Santo Sepulcro bajo una terraza de 300 pies de largo sobre la que se había erigido una estatua de Júpiter y un templo de Venus.

La emperatriz, al ver esos monumentos, las arrasó al suelo y, al excavar el suelo, descubrieron las estillas (Aleluya) y el trofeo glorioso al que debemos "la vida, la salvación y la resurrección". La cura milagrosa de una mujer autenticó madera sagrada de la Cruz.

Santa Helena dividió en tres la madera preciosa que había sido digna de llevar al Rey del Cielo, que sólo había sido representada por la cruz sobre la que se alzó la serpiente de bronce.

Una parte fue depositada en Roma en la Iglesia, que por esta razón fue llamada Santa Cruz en Jerusalén, la segunda en Constantinopla y la tercera en Jerusalén.

Te adoramos, Cristo y te bendecimos.... Porque por tu santa Cruz redimiste al mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...