Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 19 de abril de 2014

"... di que soy el Amor y la Misericordia mismos" Novena a LA DIVINA MISERICORDIA-Día 2

 
Segundo día . Sábado Santo . 19 de abril de 2014

"Hoy tráeme a las almas de los sacerdotes y las almas de los religiosos, y sumérgelas en Mi misericordia insondable.  Fueron ellas las que Me dieron fortaleza para soportar Mi amarga Pasión.  A través de ellas, como a través de canales, Mi Misericordia fluye hacia la humanidad."

Roguemos por los sacerdotes, los religiosos y las religiosas, pues por ellos se derrama la Misericordia de Dios sobre la humanidad. 
 
Jesús Misericordiosísimo, de quien procede todo bien, aumenta tu Gracia en nosotros (las almas de Tus sacerdotes, religiosas y religiosos) para que realicemos (realicen) dignas obras de misericordia, de manera que todos aquellos que nos vean (los veamos), glorifiquen (glorifiquemos) al Padre de Misericordia que está en el Cielo.
Padre Eterno, mira con Misericordia a las almas de los sacerdotes, y a las almas de las religiosas y de los religiosos; otórgales el poder de tu bendición. Por el Amor del Corazón de tu Hijo, en el cual están encerradas, concédeles el poder de tu Luz para que puedan guiar a otros en el camino de la salvación, y a una sola voz canten alabanzas a tu Misericordia sin límite por los siglos de los siglos. Amén.

Al finalizar se recomienda rezar la CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA
Sugerencia de textos para meditar en este segundo día de la Novena
"Ya que tenemos en Jesús, el Hijo de Dios, un Sumo Sacerdote insigne que penetró en el Cielo, permanezcamos firmes en la confesión de nuestra fe. Porque no tenemos un Sumo Sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades; al contrario, Él fue sometido a las mismas pruebas que nosotros, excepto en el pecado. Vayamos, entonces, confiadamente al trono de la gracia, a fin de obtener misericordia y alcanzar la gracia de un auxilio oportuno."  (Heb. 4, 14-16).
"Como elegidos de Dios, pueblo suyo y amados por él, revístanse de sentimientos de compasión, de bondad, de humildad, de mansedumbre y de paciencia. Sopórtense mutuamente y perdónense cuando alguno tenga motivos de queja contra otro. Del mismo modo que el Señor les perdonó, perdónense también ustedes. Y por encima de todo, revístanse del amor que es el vínculo de la perfección." (Col 3, 12-14)
Jesús de Nazareth, el Hijo de Dios Misericordioso, hecho hombre, revela definitivamente el Rostro Misericordioso del Padre. El Señor Jesús, por su Cruz y Resurrección, permite que la Misericordia alcance todos sus frutos. En el Evangelio la predica y la ilustra por medio de parábolas como la de la oveja perdida ( Lc. 15, 1-7) e invita a todos los que creen en Él a practicar obras de misericordia en favor del prójimo (Mt. 5, 7)

Jesús le dijo a Santa Faustina y así quedó consignado en su Diario Espiritual: "Haz de saber, hija mía, que mi Corazón es la Misericordia misma" y le solicitó que lo anunciara al mundo: "... di que soy el Amor y la Misericordia mismos". (Diario 1074 y 1077).



 http://juanpablomagno.org/DivinaMisericordia/DivinaMisericordia.Novena.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...