Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

lunes, 29 de agosto de 2016

Diálogo con Jesús

Mi Dios, me siento enamorado de tu Palabra y de tus ejemplos de misericordia que nos dejaste. 

Quiero que mi relación contigo se intensifique y necesito entregarte mi corazón y adorar tu presencia. 

Quiero aprender a ver cada muestra de amor que dejas en tu paso por mi vida, interpretar todas esas manifestaciones de bondad que provienen de tu gracia y que fortalecen mi experiencia en la fe y en el amor. 

Ayúdame a aprender a proclamar tu amor y tu verdad aunque a muchos no les guste. La valentía y la fe debe ser mi insignia de lucha como también lo fue para Juan el Bautista, quien señaló tus caminos sin temor alguno. 

Que pueda yo, aprender de su ejemplo, a imitarlo en esa coherencia de fe que no se doblega ante las amenazas o improperios. Quiero superar todo obstáculos en mi vida que no me esté permitiendo anunciarte en todos mis ámbitos.

Amado mío, quiero también sentir que disminuyo a medida que te doy a conocer, porque sólo Tú debes brillar, sólo Tú eres grande, quien debe resaltar desde todos mis entrañas hasta donde me alcance la voz. 

Ven y silencia mi mente de las ataduras del mundo, de todo aquello que me separa de una vida de gozo junto a ti. Quiero ser testimonio de tu amor y que todas mis acciones estén llenas de Ti, de tu bondad.

Señor, que ninguna de las contrariedades de este mundo puedan quitarme las ganas de luchar, de hacer lo correcto y de vencer. 

Ven Señor a mi corazón y dame una fe tan grande que quien esté a mi lado, pueda reconocerte a Ti, reconocer el rostro de tu compasión. 

Amén 
Píldoras de Fe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...