Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 3 de marzo de 2016

No olvides los días hermosos



No olvides los días hermosos.
Cuando estés cansado,
cuando estés en desacuerdo
con todo lo que te rodea.

Cuando estés desesperado
y te sientas profundamente desgraciado,
acuérdate tan solo un momento,
de los días hermosos.

Cuando te reías y bailabas,
cuando estabas alegre con todo,
como un niño sin ningún problema.
No olvides los días hermosos.

Cuando el horizonte, por lejano que lo veas,
aparece oscuro y sin luz.
Cuando tu corazón esté lleno de tristeza
y quizás también lleno de amargura.
No olvides los días hermosos.

Cuando aparentemente toda esperanza
de una nueva alegría ha desaparecido,
te lo suplico, busca cuidadosamente
entre los recuerdos, los días hermosos.
Los días en que todo marchaba bien,
sin nubes ni tormentas en el cielo.
No olvides los días hermosos.

Cuando cerca de ti había alguien
que te hacía sentir amparado.
Cuando podías todavía entusiasmarte.
No olvides los días hermosos.

Si los olvidas, no volverán más.
Vuelve a ser dueño de ti mismo.
Llena tu espíritu de pensamientos alegres,
tu corazón de misericordia, dulzura y amor,
tu boca de una sonrisa, y todo volverá a ir bien...
No olvides los días hermosos.

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...