Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

viernes, 8 de abril de 2016

Tu misión en la vida



Tu misión en la vida es la mejor de todas; porque haces las veces de Cristo.
Ser otro Cristo en la tierra, realizar las mismas tareas que Él, vivir una vida lo más parecida a la suya, salvar almas, glorificar a Dios.

La misión no la buscaste tú, te la dieron graciosamente por amor.
Tómala con respeto y lánzate a vivirla en plenitud.

¡Envidiar otras tareas, otras misiones! Miope debes estar para embrujarte con el trabajo del joyero y del empresario; la joya preciosa la tienes tú, y la empresa mejor es la tuya; el afán de desear las peras del huerto vecino, aunque las del tuyo sean mejores, es una tentación muy humana.

Aprende a valorar y amar lo que verdaderamente importa; deja encandilarse a los otros por las cosas que pasan y nada dejan, aférrate a lo eterno, a lo que llevarás contigo, cuando cruces la frontera.

Cristo vivió los 33 años de vida humana más ricos y maravillosos que jamás se hayan vivido, y los llenó de amor, de obediencia, de las grandes virtudes; los vació de todo lo que constituye gran ganancia para los hombres. Hay muchas vidas que se parecen a la suya: son las vidas de los mejores.

Padre Mariano de Blas

 

2 comentarios:

  1. Magda, resulta difícil entrar en tu blog. No sé por qué causa, pero cuando entro todo va muy lento y cuesta ponerte un comentario, es como si la página pesara mucho y al ordenador le costará especialmente cargarla.
    Bueno, querida, sólo quería que lo supieras.
    Decirte que sí, que la misión que el Señor nos da a cada uno es la mejor que jamás podíamos recibir. El nos hizo y Él sabe lo que podemos ofrecerle, con su gracia. Es maravilloso que cada uno de nosotros pueda hacer un trabajo específico, que nadie más podrá hacer. Nuestro buen Padre celestial lo tiene todo pensado para nuestro bien y nuestra alegría. Un abrazo, hermana.

    ResponderEliminar
  2. Agradezco Felicitas que me lo digas amiga... gracias!... voy a revizar...otro abrazo fuerte para tí

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...