Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

martes, 1 de septiembre de 2015

Tú eres mi ley, Señor



Mi esperanza, en los momentos de fracaso.
Mi alegría, en las heridas que producen la tristeza.
Mi fortaleza, cuando la debilidad asoma y se cuela
por la ventana de mi existencia.

Eres mi ley, Señor.
Contigo aprendo a distinguir entre el bien y el mal.
A separar la verdad de la mentira.
A diferenciar la humildad de la soberbia.
El pecado de la perfección.

Porque, Tú eres mi ley, Señor.
Te pido que nunca me olvide de Ti.
Que nada ni nadie distraiga mi atención
y pueda, en la medida de mis posibilidades,
ser instrumento de tu amor y de tu gracia.

Porque, Tú eres mi ley, Señor.
Te pido que me ayudes:
a cumplir con rectitud tus mandatos,
a meditarlos día y noche,
a llevarlos constantemente en mi pensamiento.
Pero sobre todo, Señor,

Porque tú eres mi ley,
ayúdame a que ningún otro precepto
esté por encima de Ti.
Que ley alguna suprima tu nombre.
Que interesadas leyes se conviertan
en un muro que me impidan el verte,
que me impidan el encontrarte.
Y si algún día ocurriera, Señor,
que la letra fuera más grande que tu presencia,
ayúdame a borrar de mi memoria,
todo aquello que me obstaculiza
amarte y entregarme a ti con todo el alma.
Amén.

P. Javier Leoz

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...