Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 20 de junio de 2015

Segunda en bondad.



María Madre Misericordiosa

María es la segunda en bondad después de Dios, porque el mismo Dios ha hecho de María una obra maestra de amor y bondad.

El Corazón de María es el tesoro de los tesoros del Cielo y de la tierra, de modo que quien se consagra a este Inmaculado Corazón de María, vive como en un paraíso anticipado, y gusta de las dulzuras de esta Madre Misericordiosa.

Vayamos a la Virgen, que Ella jamás nos despachará con las manos vacías. Pidámosle con fe, que Ella nos dará lo que le pedimos, o en su defecto lo que más necesitamos, porque María es la tesorera de las gracias y dones de Dios, y distribuye la mejor porción a sus hijos que más la aman.

En Dios hay Justicia y Bondad. Pero se puede decir que en María, en cierta manera, sólo hay bondad, porque no juzga a nadie, sino que perdona a todos y trata de ayudar a quien le pide, sin importar quién sea el que pide.

¡Qué bueno que es Dios, que ha querido que para las relaciones entre Él y las almas, haya una mediadora tan buena, María Santísima, que ablanda el Corazón de Dios y prepara y limpia las almas para llevarlas al Señor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...