Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

martes, 9 de junio de 2015

Tremenda realidad.



El pecado
El pecado es la tremenda realidad de la que no tenemos una noción cabal, ya que si supiéramos bien qué es el pecado, jamás cometeríamos ni siquiera el más leve. Pero dado que los hombres no tenemos una idea ni siquiera aproximada de la gravedad del pecado, entonces no dudamos en continuar pecando, incluso mortalmente.
Basta decir que por un solo pecado mortal un alma merece una eternidad de tormentos. Esto es fácil de decir, más difícil de imaginar, e imposible de padecer esto, porque no alcanzamos a comprender qué es lo que quiere decir exactamente una eternidad de tormentos.
Si la humanidad se detuviera a pensar aunque sea sólo unos momentos en la palabra infierno y en esta realidad, muy pronto cambiaría para bien la faz del mundo. Pero el demonio hacer de todo para que no se hable ya del infierno y de todas las verdades reveladas por Dios, e incluso ya ni los sacerdotes hablan de ello.
Sin embargo esto no cambia la terrible realidad de que si morimos con un solo pecado mortal y en desgracia de Dios, nos espera el infierno eterno.
Pensemos un poco en cómo estamos actuando, y si vemos que hay alguna cosa o persona que nos está tentando para pecar, es necesario, es cuestión de vida o muerte eternas, que rompamos con ella, porque lo único importante en este mundo es salvar la propia alma, perdiendo cualquier cosa, incluso la vida misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...