Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

martes, 15 de noviembre de 2016

Que no me importe, Señor



Ser incomprendido, por defender que Tú vives en mí,
antes que ser elevado en el pódium del éxito efímero
pero sin horizontes ni razones para existir.

Que  no me importe, Señor.
Las risas de los que no me entienden por lo que creo.
Ni el vacío de los que no me  quieren por lo que siento.

Que  no me importe, Señor.
El no percibir algunas verdades que tú me ofreces,
cuanto esperar a que un día se hagan realidad.

Que  no me importe, Señor.
Cómo me rescatarás de la muerte,
cuanto saber que, ahora y aquí,
me acompañas y me animas con tu Palabra,
me alimentas con tu Cuerpo y con tu Sangre
y, en el fondo de mi alma,
me haces arder en ansias de poder verte.

Que  no me importe, Señor.
La burla de los que no se molestan en buscarte.
La sonrisa de los que, sintiéndose poderosos,
serán nada y polilla después de su grandeza.

Que  no me importe, Señor.
Las falsas promesas que el mundo me ofrece,
frente a las tuyas que han de ser eternas         .
Los cortos caminos, que me llevan al abismo,
frente a los tuyos –estrechos y difíciles–,
pero con final feliz y glorioso.
Que  no me importe, Señor.

P. Javier Leoz

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...