Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 17 de noviembre de 2016

Intimidad



Cada hombre que viene al mundo pasa la vida en busca de intimidad.
Quiere encontrar un “lugar suyo”, un rincón de seguridad y de calor humano.
 
Quien no encuentra la intimidad es un hombre partido, fallido, un infeliz, alguien que no se siente a gusto en su propia piel.
 
Un niño debe encontrar una intimidad dulce y tierna junto al padre y a la madre.
¿Comprendes la terrible responsabilidad de dos seres que transmiten la vida a un niño?
 
Un joven busca intimidad cerca de una muchacha y viceversa y los hombres buscan la intimidad en el matrimonio o en la amistad.
 
El fundamento de toda intimidad se llama. ¡amor!. La falta de amor y el egoísmo estorban toda intimidad y, poco a poco, hacen del hombre un “sin techo”, un solitario, un ser gastado, siempre atareado y nunca satisfecho.
 
El drama de nuestro tiempo es que nosotros no sabemos ya ofrecemos los unos a los otros en la intimidad. No podemos ya hospedarnos, darnos un “lugar nuestro” porque hemos abandonado al “amor”; porque hemos abandonado la fuente de todo amor: ¡Dios!
Nosotros mismos no estamos ya en la intimidad.

Phil Bosmans

 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...