Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

lunes, 21 de noviembre de 2016

Alguna vez has sentido



¿Alguna vez te has sentado por allí y de repente sientes deseos de hacer algo agradable por alguien a quien le tienes cariño?

Ése es Dios… que habla a través del Espíritu Santo.



¿Alguna vez te has sentido derrotado y alguien parece estar alrededor tuyo para hablarte?
Ése es Dios... Él quiere hablar contigo.

¿Alguna vez has estado pensando en alguien a quien amas y no has visto por largo tiempo, y la próxima cosa que pasa es verlo o recibir una llamada de esa persona?
Ése es Dios… no existe la coincidencia.

¿Alguna vez has recibido algo maravilloso que ni siquiera pediste?
Ése es Dios… que conoce los secretos de tu corazón.

¿Alguna vez has estado en una situación problemática y no tenías indicios de cómo se iba a resolver y de pronto todo queda resuelto sin darte cuenta?
Ése es Dios… que toma nuestros problemas en sus manos y les da solución.



¿Alguna vez has sentido una inmensa tristeza en el alma y al día siguiente la tristeza ha pasado?
Ése es Dios… que te dio un abrazo de consuelo y te dijo palabras dulces.


¿Alguna vez te has sentido tan cansado de todo, al grado de querer morir y de pronto un día sientes que tienes la suficiente fuerza para continuar?
Ése es Dios… que te cargó en sus brazos para darte descanso.



¿Alguna vez has sentido que tienes tantos problemas y las cosas ya se están saliendo de su cauce, y de pronto un día todo está resuelto?
Ése es Dios… que tomó todas las cosas y las puso en su lugar.

Todo es tan sencillo como... ponerse en manos de Dios...



¿Piensas que este mensaje te fue enviado accidentalmente?
Fue Dios… que me iluminó y me recordó que Tú estás ahí.
Sólo si crees en Dios, manda este mensaje a las personas que quieres y comparte con ellos su poder ...

Recuerda y recuérdales, de agradecerle todos los días las bendiciones que nos regala y tener siempre fe en que esas bendiciones continuarán multiplicándose.
Recuerda que nadie te obliga a hacerlo y que no debes sentir vergüenza de manifestar tu fe...

¡Que tengas un lindo día!
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...