Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

lunes, 22 de febrero de 2016

Conviérteme, Señor



Si alguien necesita libertad,
y puedo abrir puertas:
conviérteme en un pequeño libertador

Si me creo mejor que nadie,
y concluyo que mi vida es perfecta:
alienta, Señor, mi corazón con la humildad

Si pienso que, tu llamada,
es para otros: convierte, mis oídos sordos,
en antena abierta a tus Palabras

Si caigo en el error de cavilar,
que el pecado es cosa de viejos:
infúndeme una conciencia clara
para diferenciar lo bueno de lo malo.

Si me incomodo por caminar,
y me detengo en la búsqueda de tu rostro:
cambia mi cansancio en fuerzas
redobladas de inquietud apostólica               .

Si, en la preparación hacia la Pascua,
no me alimento de tu Eucaristía:
convierte mi debilidad en aprecio
por tu Cuerpo y tu Sangre.

Si este tiempo de gracia
no tiene relevancia en mi vida:
haz, Señor, que lo recupere
como un momento de reflexión.

Si me creo libre de todo,
cuando en realidad vivo esclavo de mucho:
convierte mis sensaciones, en gusto
por conocer la libertad de estar junto a Ti.

Si me siento sólo y abatido,
deprimido o angustiado:
convierte mi soledad en seguridad
de saber que Tú siempre me buscas.

Si pregunto demasiado sobre Ti
o exijo otro tanto de tu mano:
convierte mis caprichos
en comprensión de tu voluntad.

Si, como la higuera, no doy frutos,
porque me aprisiona la seducción:
convierte mi seca vida en algo fructífero.

Si siento que, Tú estás cerca,
pero no vivo según tus designios:
conviérteme en un instrumento para tu alabanza.

Si me dejo llevar por la falsa apariencia:
convierte mis impulsos en pensamientos rectos.

Si acepto las ofertas paganas
que surgen en la vida cotidiana:
conviérteme a Ti y haz que valore
lo que en verdad merece la pena.

P. Javier Leoz

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...