Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

domingo, 13 de agosto de 2017

El Señor nos sorprende.


El Señor nos sorprende. La nave de nuestra alma puede parecer zozobrar, sacudida por vientos contrarios, por tentaciones, sequedades espirituales, el desánimo por nuestras infidelidades y pecados, acontecimientos que ponen en crisis nuestra fe y confianza en Dios...Nada te espante.

Puede parecer que estamos solos, que Jesús no está a nuestro lado. Dios no se muda. Él nos dice: "Ánimo, Soy Yo, no tengáis miedo". Nos anima y consuela, nos exhorta a no temer nada, porque quien a Dios tiene, nada le falta. Solo Dios basta.

Él camina sobre las aguas y los discípulos lo confunden con un fantasma. Pero es Él, el mismo de siempre...solo hay que saber reconocerlo en los acontecimientos del día a día. Pedro le dice: "Si eres Tú...". Nuestra falta de fe y confianza en el Señor nos abruma y supera. Pero Jesús tiene paciencia y nos enseña su poder. Confirma nuestra fe. Él camina sobre el agua. Él lo puede todo. No hay nada imposible para Dios, le dijo el Arcángel a la Santísima Virgen. 

Pedro camina sobre las aguas, pero llega un momento que teme. No recuerda que camina sobre el agua "gracias a Jesús", no por sus propias fuerzas. Se olvida que tiene ante Él al Hijo de Dios vivo. Cae. Se hunde. Pero Jesús siempre está ahí para tendernos su mano y rescatarnos, aunque dice: "Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?"

Pidamos al Señor que nos aumente la fe en Él para poder exclamar en cada momento de nuestra vida: "Verdaderamente eres el Hijo de Dios".

Feliz Domingo.
Alejandro María

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...