Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

domingo, 3 de mayo de 2015

Sin Ti, nada, Señor



Siento que soy algo, y resulta que soy poco y nada
y, después de afirmarlo, veo, Señor,
que me creo, grande e imprescindible
¿Cuándo entenderé que, sin Ti, no hay luz ni vida?
¿Cuándo comprenderé que, si me separo de Ti,
mi vida es fracaso, cruz, pena sin gloria?

Sin Ti, nada, Señor.
Sí; Señor: sin Ti, aunque no me lo crea a veces,
siento que soy nada y que me aguarda la nada.
Perdóname por las veces que rompo contigo.
Por aquellos momentos en que,
siendo solo hombre,
alardeo de ser un “dios” pequeño.
Perdón, mi Señor, vid del sarmiento de mi vida:
por presentarte frutos de segunda o de tercera,
cuando tu esperabas de mi vida… algunos de primera.
Acompáñame, Señor, y aliméntame con tu Palabra:
que sea savia que corra por mis venas cristianas.
Auxíliame con tu Gracia,
y corta todo aquello que hace estériles mis caminos.

Sin Ti, nada, Señor.
Es imposible dar lo que uno no tiene.
Es difícil regalar lo que uno quiere para sí.
Es utopía ver al otro como hermano,
siendo adversario.
Mas, contigo, Señor,
uno ofrenda hasta lo que no tiene,
no mide lo que su mano enseña,
y, antes que odio, se que he de contestar
con un amor sin límites.

Ayúdame, Señor,
a permanecer unido a ti: Tú eres la vida;
a pensar unido a ti: Tú eres el pensamiento;
a caminar unido a ti: Tú eres el camino;
a trabajar unido a ti: Tú eres el futuro;
a amar unido a ti: Tú eres el amor;
a mirar hacia el cielo: Tú estás en la eternidad.
Sin Ti, nada, Señor…

P. Javier Leoz



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...