Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

martes, 18 de marzo de 2014

Cámbiame, Señor





Para que, mi rostro al igual que el tuyo,
sea irradiación del Dios que vive en mí y tanto quiero.
Y, descubriéndolo como mi todo y mi vida,
hable de tal manera con Él
que, en el monte de mi existencia,
pueda exclamar: ¡QUÉ BIEN SE ESTÁ AQUÍ!

Cámbiame, Señor.
Y, sintiéndome tocado por tu gracia,
no acalle ni limite la voz que pregone tu poder,
la voz que cante tus hazañas,
la voz que alabe tu santidad y tu grandeza.

Cámbiame, Señor.
Que cuando la prueba me asalte en el camino,
sepa que, tu presencia, me acompaña,
me guía, me consuela y me empuja a seguir adelante.
Que, cuando mire al cielo, como Tú miraste,
crea, escuche y me embargue
la presencia de un Dios que se fía de mí,
que confía en mí y que tanto espera de mí.

Cámbiame, Señor.
Siendo testigo de tu reino
de que, otro mundo, todavía es posible.
Porque, Tú Jesús, eres el enviado,
el Ungido, el preferido, el amado.
Aquel que es capaz, por su obediencia,
de cambiar a toda la humanidad.

P. Javier Leoz 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...