Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 25 de agosto de 2012

¡Habla, Señor, aunque nos duela!



¡Habla, Señor!
Y no dejes nunca de silabear
aunque, tus Palabras nos resulten duras
o que, después de escucharlas,
sigamos en las nuestras sin hacerles caso.

¡Habla, Señor!
¡Aunque nos confundas!
Porque la fe que no es exigente,
corre el riesgo de convertirse
en merengue que adorna,
pero sin masa que alimenta.
Porque la fe que no provoca
es dulce al paladar,
pero sin trascendencia en la vida.

¡Habla, Señor!
Y haznos más crédulos y más confiados,
menos previsores y más críticos con nosotros mismos,
más estrictos con nuestra vida,
y más compresivos con las actuaciones de los demás.

¡Habla, Señor!
Aunque tu Palabra nos desconcierte,
aunque busquemos mil excusas para alejarnos de Ti,
aunque nos agarremos a mil justificaciones,
para alejarnos de la gran familia de la Iglesia.

¡Habla, Señor!
¡Y no dejes nunca de hacerlo!
Y, si en verdad, ves que corremos
el riesgo de dejarlo todo,
míranos con ojos de hermano,
tócanos con tu mano poderosa,
aliéntanos con el Espíritu Santo,
y sácianos con el gusto
y el encanto de la Eucaristía.
Amén.

P. Javier Leoz
celebrandolavida.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...