Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

lunes, 6 de agosto de 2012

Rayos del Padre Resplandeciente!


La palabra 'transfiguración' no significa que Jesús haya escondido su rostro humano tras uno divino, sino que su rostro humano es también divino, es el Hijo Eterno del Padre hecho hombre, y como Dios, deja ver su Gloria para que nosotros veamos a Dios en una faz humana.

En efecto, el rostro del Dios-hombre es la misma persona, la persona del Hijo de Dios. Cristo irradiando blancura se viste de luz; la intensidad del brillo nos indica claramente que se trata de los rayos del Padre resplandeciente. Cristo ha querido revelar Su gloria a sus discípulos para que cuando llegara el momento de la Pasión no tuvieran miedo. En Él se cumplen las promesas antiguas, la ley y los profetas. Por eso aparecen con Él Moisés y Elías.  Seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...