Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

viernes, 10 de agosto de 2012

¡Necesito un descanso!


"Necesito un descanso" es una frase

que ha alcanzado mucha popularidad
en la cultura actual por más de dos décadas.
Y lo cierto es que hoy, como nunca antes,
¡necesitamos un descanso!

 
A menudo, nuestro día no se desarrolla
de acuerdo a lo que hemos planeado.
De repente surgen problemas que demandan
una solución, preguntas que requieren una respuesta.
Se presentan conflictos, y debemos resolverlos.
Las situaciones cambian, y debemos hacer ajustes.
Enfrentamos nuevas oportunidades, y debemos
tomar decisiones difíciles; muy pocos son los días
que se desenvuelven como quisiéramos!.

En medio del caos, podemos tomar
un descanso momentáneo.
No importa cuan frenético esté nuestro horario,
o cuan desesperada sea nuestra situación,
podemos acudir a la Palabra de Dios
en busca de la fortaleza y sabiduría.

Es algo sencillo; no hay descanso Mejor
que aquel que nos aleja de los problemas
nos acerca a la Respuesta, al Señor Jesucristo.

Sólo Él nos ofrece la verdad, la valentía
para permanecer firmes en nuestras prioridades,
y regresar al camino, si es que hemos fallado,
la paz que sobrepasa todo entendimiento
y la perspectiva que lleva la marca de la fe,
la esperanza y el amor.

Nadie excepto el Señor, puede ofrecernos
palabras poderosas que lleguen al corazón,
y nos ayuden a enfrentar cualquier situación.
Hoy día, nadie puede ofrecerte un descanso.

Tú puedes obsequiarte uno.
En medio del día, regálate un ¡Merendar con Dios!

celebrandolavida.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...