Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 5 de enero de 2017

Venimos en busca de una estrella




Que nos haga apreciar que, Dios,
se manifiesta a los que le buscan,
a los que, en medio de la noche clara u oscura,
no se detienen y averiguan y siguen rebuscando
al Dios escondido, al Dios que silenciosamente
sale al encuentro de todo hombre.

Venimos en busca de una estrella.
Porque, acostumbrados a vivir a media luz,
añoramos la LUZ divina escondida en una gruta.
Luz del cielo, para el hombre que camina en la tierra.

Venimos en busca de una estrella.
Porque, su ruta, será nuestro peregrinar hasta Jesús.
Su destello, hablará con lenguaje divino.
Su presencia, nos llevará al Dios desconocido.

Venimos en busca de una estrella.
Que nos guíe, frente a tanto desconcierto.
Que nos ilumine, en medio de la noche.
Que nos haga avanzar, cuando la fe se debilita.

Venimos en busca de una estrella.
Porque, como exploradores de Dios,
no queremos perderlo en el horizonte de nuestra vida
porque, como hombres y mujeres de fe,
queremos llegar hasta el Señor, y ante Él postrarnos,
y ofrecerle el incienso de nuestra admiración,
el oro de la riqueza de nuestra fe,
junto a la mirra de nuestros pecados y fragilidad.

Venimos en busca de una estrella.
Que nos haga creer, que Dios no se desentiende del mundo,
palpar, que Dios espera al final de su destello,
vibrar, al impresionarnos por  todo un Dios humanado.

Venimos en busca de una estrella.
Ayúdanos, Señor, a no perder de vista  el cielo,
aquella gran casa donde, con luz divina,
viven y se nos muestran infinidad de estrellas.
Amén.


P. Javier Leoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...