Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 27 de diciembre de 2014

Por qué hablar del “Corazón” de Jesús y de María?



Ante todo, porque los decretos del Magisterio y la Liturgia hablan de ello (fiesta del Sagrado Corazón, memoria del Corazón de María). Jesús y María se presentan también de esta manera en sus revelaciones: a Sta. Marie Marguerite Alacoque, a Sta. Catherine Labouré, a los niños videntes de Fátima, a Sta. Faustina Kowalska…

Se encuentran los fundamentos de la devoción al “Corazón” en las Santas Escrituras. El lenguaje bíblico, como el de nuestra vida diaria, conciben “el corazón” como el centro de toda persona humana y como el símbolo del amor. Hablar de los Corazones de Jesús y de María quiere decir hablar del amor que sienten por el Padre celestial y por nosotros, los seres humanos.

Hoy en día, la humanidad tiene más que nunca necesidad de la bondad, de la caridad y de la misericordia divina. Participamos a ello con la consagración a los Corazones de Jesús y de María y por la vida que resulta.

Por su amor, Jesús y María desean guiarnos hacia el amor desinteresado, lo que hace lo esencial de la santidad, a la cual todos estamos llamados. Como nos aman, desean salvarnos, seres humanos perdidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...