Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 11 de febrero de 2017

Quince minutos con María



De tu mano.

María, Madre mía, estoy contento de caminar tomado de tu mano, porque así todo se me hace más fácil y voy seguro por el camino de mi vida en la tierra, sabiendo que tú siempre estás a mi lado y que no me sueltas de la mano, aunque a veces me sienta como abandonado por ti. Solo es como un juego de tu amor que quiere que te busque para, al encontrarte nuevamente, te abrace y me una más a ti. A veces tengo miedo, Madre, porque no sé qué me espera en el futuro. Pero después pienso que tú también estarás en ese futuro y que me consolarás si debo pasar por alguna enfermedad o prueba, y sé que tu mano cariñosa y dulce enjugará mi llanto o aliviará mi dolor. ¡Qué suerte Madre que te tengo conmigo! Jesús también te tuvo al pie de su Cruz y se consoló viéndote y teniéndote cercana. Yo, con mayor razón, puedo esperar que tú estarás siempre conmigo, y especialmente en el momento de la prueba y de la angustia. Te amo, Madre querida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...