Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 18 de febrero de 2017

Acudir a la Virgen.



Mensaje de María del Rosario de San Nicolás con comentario

08-11-83 PM 014

La Virgen me dijo: "Cuando lo necesites acude a Mí, Yo te responderé; feliz estoy contigo, digna eres de mi confianza. Gloria al Señor". Me da a leer Salmo 119, Lamed.

Me dice:"Rocas romperé, grutas cavaré; así de perseverante tienes que ser".
LA ESTABILIDAD DE LA LEY DEL SEÑOR

89 Tu palabra, Señor permanece para siempre, está firme en el Cielo.
90 Tu verdad permanece por todas las generaciones; Tú afirmaste la tierra y ella subsiste.
91 Todo subsiste hasta hoy conforme a tus decretos, porque todas las cosas te están sometidas.
92 Si tu ley no fuera me alegría, ya hubiera sucumbido en mi aflicción
93 Nunca me olvidaré de tus preceptos; por medio de ellos, me has dado la vida.
94 Sálvame, porque yo te pertenezco y busco tus preceptos.
95 Los malvados están al acecho para perderme, pero yo estoy atento a tus prescripciones.
96 He comprobado que toda perfección es limitada: qué amplios, en cambio, son tus mandamientos!

Comentario:

Las palabras de la Virgen a Gladys también nos las dice a nosotros si somos fieles a los mandamientos de Dios. Para Ella somos dignos de su confianza y nos irá llevando de la mano para realizar grandes cosas en nuestra vida, para nuestro bien y el de los hermanos. La Virgen también habla de perseverancia. Y tenemos que ser perseverantes pues en nuestra vida habrá montañas y valles, claros y oscuros, tristezas y alegrías, y por eso hay que dejar que María obre en nosotros acomodando lo que no está bien y dejándola que nos forme como formó a su Hijo Jesús.

María del Rosario de San Nicolás, ruega por nosotros.


Santísima Virgen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...