Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

martes, 28 de febrero de 2017

Oración de Sanación



Jesús, Señor de mi vida, Tú siempre me dices que buscar el Reino del Padre exige una entrega total del corazón y una plena confianza en su voluntad y en las promesas que nos dejaste

Tus Apóstoles lo dejaron todo para seguirte, casa, familia, bienes, trabajo; esto hace que me cuestione: ¿qué he dejado yo? Pienso que es poco lo que hago por Ti, lo que he dejado por seguir y vivir tu Palabra.

No puedo servirte como me lo pides si sigo aferrado a lo material, a lo poco que tengo. No quiero vivir egoístamente mi vida poniendo mi esperanza en las riquezas, en lo que voy a obtener para mi propio beneficio.

Seguirte fielmente no implica que no tendré problemas o dificultades en mi caminar, más bien, deberé prepararme para las persecuciones, pero sé que puedo encontrar en Ti la fuerza y el ánimo necesario para salir adelante.

¡Tú eres el dueño de todo! ¡Tú has vencido al mundo! Te pido que abras mis sentidos y envíes sobre mí tu Espíritu Santo para saber discernir lo que es correcto para mi vida

Ayúdame, oh Dios de amor, a no apegarme a los bienes de este mundo, para así, sólo centrar mi atención en Ti, estar unido a Ti, servirte, adorarte y amarte, todo lo demás me vendrá por añadidura.

Cuento ahora con tu bendición que me protege y me guía por ese camino angosto pero lleno de vida.

Tu amor, tu abrazo y tu amistad son ingredientes poderosos que me impulsarán a mantenerme firme en la búsqueda de la eternidad. 
Amén


1 comentario:

  1. amén, querida Margda, sigamos en camino hacia el cielo, de la mano de Santa María, de la mano de Cristo, Nuestro gran Amor. Vamos juntos. Como Iglesia, Esposa muy amada y cuidada por Dios mismo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...