Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Niveles de afecto



El primero es el más corriente y elemental, se le denomina "Amor si...":
Te amo si eres bueno, si te portas bien conmigo, si cumples mis exigencias, si haces lo que me agrada, etc.

El segundo nivel, al que comúnmente se llega, es el llamado "Amor porque...":
Te amo porque tienes buenos sentimientos, porque te esfuerzas, porque has obtenido notas aceptables, porque eres honrado, etc.
 
Pero ninguna de esas dos formas de amar es verdadera.
Ambas están basadas en condiciones, y las condiciones emanan un mensaje muy claro que es:

 "Debes ganarte mi cariño con actitudes que me satisfagan, no olvides nunca que te querré más mientras más te parezcas a mi..."
Eso no es amor, sino un intercambio egoísta en el que siempre queremos salir ganando.

El único y verdadero amor es el del tercer nivel, que debe practicarse entre los miembros de una familia, es decir: 

"Te amo a pesar de tus errores y tus carencias".

No es que los desatinos sean bienvenidos.
No aceptamos el mal, más aún amamos a quien lo cometió.

 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...