Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 9 de julio de 2015

Déjate guiar



Permite que te sean familiares dos pensamientos sublimes que han proporcionado gran serenidad a los atribulados y a los que sufren y que, incluso han logrado hacer de ellos santos:

Todo cuanto sucede en nosotros y en torno nuestro, en los acontecimientos privados y públicos, en el mundo físico y en el moral, y principalmente cuando el mal nos aflige, todo sucede por voluntad o por permisión de Dios.

Todo cuanto sucede, aún los más mínimos detalles, es lo que es más conveniente y lo mejor para cada uno de nosotros, aun cuando sea contrario a los puntos de vista más prudentes.

No te turbes, pues, en las adversidades: éstas están destinadas a producir frutos de salvación que tú desconoces ahora, pero que Dios ha pensado para ti.

Están cuidadosamente proporcionadas a tus necesidades por la Divina Providencia, que ha señalado, con cálculo delicado, su intensidad, su duración, sus límites precisos.

Nadie puede hacerte el menor daño, causarte un dolor, ocasionarte un mal, sin que Él lo sepa y lo permita.

Y si ha elegido para ti un camino de especial sufrimiento, no alces tu voz en son de rebeldía: este es el camino de los predilectos de su Corazón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...