Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

viernes, 31 de julio de 2015

Ciertas puertas



Las circunstancias y condiciones imperantes no son siempre un factor ni un elemento decisivo al buscar la voluntad de Dios.
Pero a veces sí son un indicio.

¡Muchas veces es así como Dios nos lleva a hacer ciertas cosas:
cierra unas puertas y abre otras! Por lo tanto, es prudente preguntarse:
¿En qué dirección parece Dios moverse?
¿Dónde se abren oportunidades para servirle?
¿En qué sentido parece Dios suministrarnos las facilidades y los medios?

Si Dios señala un camino,
da los medios para llegar a destino.
¡Y cuando abre ciertas puertas, es porque señala en esa dirección!
Él no abre puertas por las que no quiere que entres. Dios crea determinadas situaciones especiales que son oportunidades de oro.

¡No defraudes a Dios dejando escapar esas oportunidades que Él te da, esas puertas que Él te abre!
¡En tanto Dios te bendiga, haga que lleves fruto y que seas una bendición para los demás, sigue adelante!
¡Entra por esas puertas y aprovecha las oportunidades de oro!

¡Señor, guíanos y condúcenos
según lo que Tú sepas que es mejor!
¡Sabemos que si seguimos Tus indicaciones y hacemos Tu voluntad, Señor, Tú abrirás las puertas, nos ayudarás y todo saldrá como Tú quieras!

 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...