Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 1 de agosto de 2015

Un mensaje de Amor....


09 – 02 – 2004

M. Pudiste ver cómo Mi Obra no fue sostenida debidamente.
Ese pequeño imperio también caerá, por eso te quiero alejada.

Yo soy tu Madre y te hablo claramente. Despídete de toda esa gente, inclusive de
“X” y de “X” ellos tendrán que pagar el precio por haber abandonado Mi Obra y por
no haberte apoyado. Sí, van a sufrir mucho por mi causa y tú, sacúdete el polvo de
tus pies porque no he de dar más alimento a esta gente perversa y maloliente. Claro
que Yo puedo expresarme duramente en esta comunidad porque no piensan en que
hay otras almas que también quieren alimentarse de Mí, pero ellos sólo piensan en
alimentarse a sí mismos.

Olvídate de “X”, de “X” y de “X” también.

F. Sí, ya sé que van a sufrir mucho.

M. Ellos no saben que cuando un profeta habla en Mi Nombre Soy Yo la que hablo
y es a Mí a quien deben responder, no a tal o cual persona. La ayuda material era
sumamente importante y ¿dónde fue? Tú no tienes responsabilidad porque debes
escribir, no difundir el Mensaje. Pero deja en Mis manos que Yo actuaré de la
manera más prodigiosa.

Ya no vas a sufrir más, en adelante, avatares económicos. No mendigues nada, deja
que Yo ponga orden.

Por “X” no te preocupes, no volverá a molestarte.

Mira hija que Yo estoy a punto de hacer Justicia y no mires a los costados porque
muchos caerán pero tú debes seguir firme, en pie, mirándome y deleitándote en Mí,
tu Madre. La hora de la Justicia ha llegado y no quedarán en pie sino que doblarán
las rodillas como deberían haber hecho hace tiempo. Nadie me saca la Mano
cuando de salvar almas se trata.

No temas hija, Yo sé que tu entrega fue completa. Así también será tu recompensa.
(Ageo 3, 14-18)

Yo te saqué de donde estabas para que profetices en Mi Nombre, ahora viene tu
recompensa. Ahora recuéstate sobre Mi pecho que ya viene lo que esperabas. No te
preocupes hija, Yo seré tu respuesta, Yo sacaré la cara por ti.

Mira hija que estoy escudriñando tu alma para ver qué necesita.

Cuando venga tu recompensa sabrás qué hacer.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...