Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 29 de agosto de 2015

Mientras el príncipe dormía…




Según la tradición, la Virgen de Cárquere, ciudad situada en las riberas del río Duero en Portugal, está asociada con la curación milagrosa del príncipe Afonso Henríques quien se convertiría en primer rey de Portugal.

El Príncipe Afonso Henríques nació cojo, paralizado desde las rodillas. El Caballero Egas Monis, tutor y compañero del niño durante toda su vida, era un hombre de fe. Él oró con gran fervor por largo tiempo, pidiendo la intercesión de la Santísima Virgen por la curación del joven príncipe

Una noche, del año 1113, mientras el príncipe, que entonces tenía cuatro años, dormía, y su tutor también, Nuestra Señora se apareció a Egas Monis, "Yo soy la Virgen María", le dijo, y le ordenó visitar las colinas sobre el río Duero, en un lugar específico: "Ahí encontrarás, tras cavar, una iglesia antiguamente construida en mi nombre. Coloca al niño durante la noche en el altar, y se recuperará, porque mi hijo quiere por medio del príncipe, destruir a muchos enemigos de la fe.»

Así se hizo y el joven príncipe fue sanado, según lo prometido por la Virgen María en el altar de la recién descubierta iglesia de Cárquere, hoy famosa en todo Portugal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...