Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

miércoles, 12 de agosto de 2015

Te busco, Señor



Aunque lo haga de una forma equivocada,
e incluso, a veces porque me das lo que me conviene.
Pero créeme, Señor, que te busco porque te quiero.
Aunque a veces la cruz me pese demasiado.
Aunque, en otros momentos,
no entienda en algo o en mucho tus misterios.
Aunque, la vida terrena,
me guste más que aquella que en el cielo me espera.

Te busco, Señor.
No por lo que me das, aunque me lo ofrezcas.
No porque me acompañas, que te lo agradezco.
No porque me iluminas,
aunque a veces prefiera vivir en la oscuridad.
Sólo sé, Señor, que te busco.
En cada día y en cada acontecimiento.
En la escasez y en la abundancia.
En el llanto y en la sonrisa.
Cuando las cosas vienen de frente
y, cuando el suelo por debajo de mis pies,
se abre en un peligroso boquete.

Te busco, Señor.
Aunque mi fe no sea sólida
y, a veces, exija pruebas de tu presencia.
Aunque dude, y a continuación,
te de la espalda y no pueda defenderte.
Aunque no trabaje demasiado
por tu causa y por tu Evangelio.
Sólo sé, Señor, que no dejo de buscarte.
Que no dejo de quererte.
Que no dejo de pensar
que, sin Ti, mi vida sea muy diferente.
Gracias, Señor.

P. Javier Leoz

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...