Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

lunes, 16 de febrero de 2015

Cómo cultivar la presencia de Dios con el corazón: purificar la intención



Has de advertir en este ejercicio que, cuando hacemos estos actos diciendo: Por Vos, Señor, hago esto, por vuestro amor, y porque Vos así lo queréis, y otros semejantes, lo hemos de hacer y decir como quien habla con Dios presente, y no como quien levanta el corazón o pensamiento lejos de sí o fuera de sí. Esta advertencia es de mucha importancia en este ejercicio, porque eso es propiamente andar en la presencia de Dios, y eso es lo que hace este ejercicio fácil y suave, y que mueva y aproveche más. Aun en las demás oraciones, cuando meditamos a Cristo en la cruz o en la columna, avisan los que tratan de oración, que no hemos de imaginar aquello allá en Jerusalén y que ha mil y tantos años que pasó, porque eso cansa más y no mueve tanto; sino que lo hemos de imaginar presente y que pasa aquí delante de nosotros, y que oímos los golpes de los azotes y las martilladas de los clavos. Y si meditamos el ejercicio de la muerte, dicen que hemos de imaginar que estamos ya para morir, desahuciados de los médicos y con la candela en la mano. ¿Cuánto mayor razón será que en este ejercicio de la presencia de Dios hagamos estos actos que hemos dicho, no como quien habla con quien está ausente y lejos de nosotros, sino como quien habla con Dios presente, pues el mismo ejercicio lo pide, y en realidad de verdad ellos es así?

Ejercicios de perfección y virtudes cristianas


 La Oración

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...