Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

domingo, 8 de febrero de 2015

Bondad es el principio del tacto



“La bondad es el principio del tacto, y el respeto por los otros
es la primera condición para ver vivir”  (Henti- Fréderici Amiel).

La nube de la gracia ha descendido gozosa hoy
a tu vida. Te ve luminosa como el sol; te anima
y te dice: sé respetuoso/a como yo lo soy
con las estrellas y con el cielo.

Sin mí el cielo no te tendría contrastes ni belleza
para tantos cuadros y fotografías como hacen de mí.

Esta mañana, levántate alegre de la cama.
Salta de un brinco. Tócate el cuerpo para darte cuenta
de que empiezas a vivir un día nuevo lleno de bondad
en tu trato con los demás seres.

Sólo podrás vivir tranquilo y feliz cuando mantengas
en tu alma sencilla el respeto imponentemente bello
por los demás y por ti mismo.

Eres un mar sin orillas; un mar al que todos
se acercan para refrescarse. Nunca en ti falta
de respeto. Dejas que todos entren en tus aguas
serenas y cálidas para sentir el abrazo de tu persona,
la palabra adecuada para cada uno, el trato que,
cada uno, se merece en el santuario de su conciencia.

Me contaba un joven que, desde el día en que dejó
de decir burradas, se convirtió en una persona respetada
por todos y grata para los ojos de la chicas.

Antes, sin embargo, había sido un bruto y un vulgar.
Por eso se sentía rechazado y marginado en la sombra
de su negritud. Una forma de respeto consiste
en la corrección amiga.

¡Qué poca gente hay dispuesta a corregirte!
Te dejan pasar tus faltas inadvertidas, te ríen
las gracias y, al final, te enfadas porque no eran
buenas personas. Tienes razón.

¡Vive hoy feliz!

P. Felipe Santos Campaña SDB
 

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...