Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

viernes, 13 de septiembre de 2013

Transformando el interior



Los momentos de dificultad deben ser tomados como oportunidades de crecimiento y como pruebas que Dios nos pone para prepararnos para nuevos caminos o cosas mejores.

Ante situaciones difíciles, la persona debe aprender a sobreponerse, debe luchar para que el entendimiento no se llene de oscuridad y no se pierda el ánimo; y hay que estar dispuesto a aceptar los designios de Dios y asumir los cambios que la vida misma va proporcionando.

Se requiere mucha fortaleza interior para afrontar las crisis concentrándose en la búsqueda de soluciones positivas.
Pero esas soluciones positivas no se pueden ni se van a encontrar fuera de uno mismo; toca buscarlas dentro, en la interioridad, allá donde habita el alma y reside la fuerza del espíritu.

Hay que llegar al interior de cada uno y mirarse a sí mismo para aprender el sentido de la vida, observando y descubriendo toda la riqueza del espíritu que nos anima.

Es preciso saber escuchar para poder entender y hablar.
Se requiere abrir el corazón para que el amor pueda habitar en nosotros y en el silencio interior podamos escuchar la Palabra de Dios.

Dentro de nosotros está todo lo que somos.
Se encuentran también, de alguna forma, todas las personas y acontecimientos que han pasado por nuestra mente a través de toda la vida.
Hay que ir al encuentro de todo lo que hay dentro para identificarlo, evaluarlo, radicarlo en nuestro interior si es un objeto de bien o desalojarlo si es un objeto de mal.

Hay que rescatar la autoconfianza, consolidar la fe y hallar nuestra propia identidad. Es imprescindible que aprendamos a iluminarnos a nosotros mismos, a andar con determinación a comprometernos en un verdadero proceso de transformación interior en el que la fuerza del espíritu nos permita encontrar nuestro mejor sentido.

P. Eusebio Gómez Navarro OCD 
celebrandolavida.org

1 comentario:

  1. Interesante Post es un placer pasar por aqui feliz fin de semana Saludos

    http://comprenderysaber.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...