Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 8 de noviembre de 2012

Nunca será tarde, hermanos



Para, después de la vida,
salpicada de obstáculos y de sobresaltos,
aguardar el momento definitivo,
donde, lo que no entendíamos, lo veremos,
donde, lo que no alcanzábamos,
con nuestros ojos mismos lo contemplaremos.
 
Nunca será tarde, hermanos.
Para los que fuisteis padres,
recibir el abrazo del que es Padre,
y premiará los desvelos por vuestros hijos,
la mano de los que, anteponiendo el amor,
enseñasteis y dejasteis lo mejor de vosotros mismos.
 
Nunca será tarde, hermanos.
Para los que, siendo jóvenes o niños,
la muerte os cortó sin previo aviso.
Para los que, teniendo la vida por delante,
el silencio y el absurdo,
os apartó para siempre de nuestros ojos.
No será tarde porque, en el cielo,
seréis eternamente jóvenes,
como joven fue y murió el mismo Jesucristo.
No será tarde porque, en el cielo,
siendo niños disfrutaréis de una Madre
que acoge, con amor de Madre,
a los que acuden pidiendo amor y regazo.
 
Nunca será tarde, hermanos.
Amigos y consagrados, sacerdotes y religiosos,
enfermos y trabajadores, anónimos y olvidados…
Porque, Dios, lejos de olvidar… siempre recuerda,
con nombre y apellidos,
las huellas que, al pasar por esta tierra,
todos vamos dejando en los mil caminos recorridos.
No será tarde para aquellos que, siendo heraldos,
predicaron lo que hoy celebramos:
la Vida sobre la muerte… Dios venciendo al maligno.
Nunca será tarde, cuando llegue el momento,
de abrazarnos con abrazo eterno,
de sonreír en una inmensa alegría eterna,
de vivir en una VIDA que ya no cesará,
de disfrutar en una ETERNA FIESTA en el cielo.
Nunca, así lo creemos, será tarde,
para, después de la muerte, descubrir el velo
que nos traslada al lugar donde todo es gozo eterno.
Amén.
 
P. Javier Leoz
celebrandolavida.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...