Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 22 de septiembre de 2011

El Cielo en la tierra.


Florecillas de Sagrario



Todos suspiramos por alcanzar el Cielo un día. Pero pocos son los que se dan cuenta de que ya se puede disfrutar del Cielo en la tierra, yendo al Sagrario de una iglesia.
Porque allí mismo está Jesús, el Rey del Cielo. Y donde está Jesús, el Verbo de Dios, está también el Padre y el Espíritu Santo. Y donde está Dios está el Cielo.
¿Por qué entonces no tratamos de gozar cada día de algunos minutos de Paraíso, yendo a visitar a Dios en el Tabernáculo?
Si no vamos a visitarlo, es porque no tenemos fe, ya que semejante Tesoro no puede ser desaprovechado por nosotros.
Por dinero somos capaces de recorrer largas distancias y hacer colas interminables, pero para recorrer el camino de nuestra casa al Sagrario, e ir a los pies de Jesús Sacramentado, alrededor del cual no hay nadie o casi nadie, no tenemos ganas o tiempo o ambas cosas.
Hay una canción que en una parte dice: “En este mundo nadie te regala nada”.
Es un grave error y falsedad, porque Dios se ha regalado a Sí mismo. Nos ha colmado de gracias y se nos entregó Él mismo en la Eucaristía. Si no aceptamos ese Regalo, o somos tontos o no tenemos la fe suficiente para ver a Dios, para ver a Jesús, en la apariencia del pan.
Pensemos estas cosas y aprovechemos esta maravilla que es Jesús Eucaristía, día y noche disponible para nosotros. No sea que nos llegue el tiempo en que queramos encontrarlo y ya no sea posible.
Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.
Sea por siempre bendito y alabado 


Fuente: santisimosacramento.santisimavirgen.com.ar

2 comentarios:

  1. Y cuánta verdad amiga, no hacemos casi nunca esa visita, (hablo en general) que tanto bien nos hace ir a visitar a Jesús Sacramentado.
    Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.
    Sea por siempre bendito y alabado.
    Besos y muy importante entrada.

    ResponderEliminar
  2. HOla Magda!! quería preguntarte si te gustaría que organizaramos una novena a Sta Teresita juntas... avisame!! pordríamos empezarla el día de su fiesta.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...