Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 17 de octubre de 2015

Cuando el Rosario protege de las radiaciones atómicas (2)…




El Padre Hubert Schiffer, uno de los jesuitas alemanes que se salvó de la bomba atómica en Hiroshima, murió a la edad de 63 años; tenía 30 en el momento de la explosión, el 6 de agosto de 1945.

Cuando tratamos de averiguar, científicamente, cómo él y su comunidad sobrevivieron, no pudimos encontrar el por qué, ellos explicaron que esto se debió a su oración diaria del Rosario, pero los científicos no lo creyeron. El Padre Schiffer dijo más tarde: "Ellos todavía no entienden. (...) Creemos que sobrevivimos porque vivíamos el mensaje de Fátima. Vivíamos y rezábamos el Rosario todos los días en esta casa."

Lo mismo ocurrió en Nagasaki (Japón), en el convento franciscano de San Maximiliano Kolbe, donde los hermanos rezaban el Rosario todos los días. La bomba H "Fat Man", lanzada sobre la ciudad el 9 de agosto de 1945, tres días después de la de Hiroshima, el convento construido detrás de una pequeña colina que lo protegió, milagrosamente no sufrió ningún estrago. En cambio, el 80% de la ciudad fue destruida. "Los que propaguen mi Rosario serán ayudados por mí en todas sus necesidades", prometió la Virgen.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...