Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

jueves, 2 de mayo de 2013

Todo es posible para Dios!




Renunciemos a toda mundaneidad, a todo espíritu del mundo, ése que no pudo recibir a Jesús, ése que odió a Jesús y nos odia a nosotros. Es una renuncia para dejar sitio a la grandeza de un Jesucristo que se revela maravilloso, un rostro maravilloso escondido en un rostro sucio, herido, maltratado de tantos hombres y mujeres de nuestra tierra. Card. Bergoglio, Asamblea Nacional Caritas 2009

¡Todo es posible para Dios! No hay nada, absolutamente nada que Dios no pueda hacer, eso significa precisamente 'Todopoderoso'.


Dios actúa siempre, pero a cambio nos pide fe. Basta un acto de voluntad, un acto de entrega y confianza a su misericordia para que las gracias se derramen sucesivamente.

Los Apóstoles vieron a los leprosos sanar, a los paralíticos caminar, a los pecadores restaurados, a los mares sostener a Dios, a los muertos resucitar...no es una fábula, hasta los mismos enemigos de Cristo lo sabían, le envidiaban. ¡Los milagros existen!

También hoy, Jesús Eucaristía es el mismo Cristo que nació de María, que vivió como el más humilde de los hombres en Nazareth, que caminó por los verdes prados de Galilea, que murió y resucitó.
Nos puede dar las mismas gracias que dio a sus contemporáneos.

Dios vive con nosotros, está con nosotros, se preocupa de nosotros. Es algo que tenemos que ir asimilando y adentrarlo en lo más profundo de nuestro corazón. Todos necesitamos tener esa seguridad y certeza.

¡Ánimo, Dios siempre permanece fiel! Entrégate a Él sin reservas. No hay nada más grande que sentir las gracias del Corazón de Cristo derramándose a chorros sobre el hombre.

Padre, todo te es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...