Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 18 de mayo de 2013

Dirigirse a la Madre debe ser igual que dirigirse al Hijo…






En una hermosa tarde de sol romano, vi entrar en la iglesia Santa María del Popolo una mujer con un niño en los brazos. Ella iba acompañada de una niña de seis a siete años y de un chiquillo de la misma edad aproximadamente, tomado de la mano su hermanita. Todos se dirigen directamente al altar de la Virgen. La mamá hace una genuflexión, que la liturgia no exige, y los niños la imitan. La madre hace el signo de la cruz y los niños también. 

Después de un momento de oración silenciosa, como entre dos madres que se comprenden, ella se inclina hacia los niños arrodillados cerca de ella y los manda rezar por su padre que está en África, por su abuela que la enfermedad la tiene postrada en cama y por Rosette que está bajo tratamiento en un sanatorio de Forlanini. Una oración más a la Virgen, un signo de la cruz, y con la mano le manda besos. Luego se levantan, vuelven a hacer la genuflexión, se detienen un instante cerca de un artista que está ahí pintando e intercambian con él una sonrisa. (…).

Un turista sigue con cuidado esta pequeña escena…. Escandalosa. Se aproxima al artista y le pregunta: ¿“Ha visto, usted, no es cierto? Ni siquiera una mirada hacia el altar donde está el Santísimo Sacramento, en cambio, cuántas genuflexiones y oraciones ante un simple cuadro de la Virgen. (…)

Es usted católico, le pregunta éste levantándose tranquilamente de su taburete. Mire, usted, soy luterano. .(…) Hace casi seis meses que vengo a pintar a esta joya de iglesia. Y cada día o casi, contemplo la misma escena que usted hoy ha visto.

La madre y los niños, por otra parte, se han hecho mis amigos. Yo conozco toda la historia de esa mujer y su familia. Es toda una cadena de desgracias (…). ¿Y sabe dónde encuentra las fuerzas para soportar una vida insoportable? Ella misma me lo ha dicho varias veces: a los pies de esta Virgen.

(…) Si a los pies de la Virgen ella ha comprendido el misterio del sufrimiento y lo ha resuelto encontrando suficiente fuerza para soportarla, crea bien que esta humilde madre italiana ha asido lo esencial sin recurrir a ninguna teología. »


Dominique Mondron
La Sainte Vierge dans la vie et la piété populaire italienne
dans : Maria – études sur la Vierge Marie – sous la direction d'Hubert du Manoir, s. j. - Tome IV, 1956


http://www.mariedenazareth.com

2 comentarios:

  1. Magdalena querida ! si! es un Rinconcito de Esperanza ! si ! lo es ! que bello lo que nos compartìs de Nuestra Madre Santìsima !, cuantos de nosotros encontramos en Ella ♥ la fortaleza de seguir a pesar de ......... ! Dios es feliz que se ame a su Madre Santisima !
    Magdalena un abrazo bendita seas hermanita buena ! de todo corazòn ! besos !

    Bendita seas en cada amanecer en la Dulce Compañia de Nuestra Madrecita Hermosa !

    Paz y Bien * * *







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Julieta gracias por tus palabras!..Un gran abrazo mi hermana del alma ♥♥♥

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...