Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

miércoles, 1 de mayo de 2013

Señor Jesús , Tú nos enseñas la dignidad del trabajo...





Señor Jesús, en la encarnación nos das un gesto supremo de tu ocultamiento: te despojas de tu rango de Dios y tomas la condición de esclavo pasando por uno de tantos.
Tu vida en Nazaret es una de las expresiones más claras de tu encarnación en el pueblo y para el pueblo. En Nazaret pasas la mayor parte de tu vida,trabajas como carpintero y al hacerte pequeño e insignificante nos revelas que a Dios le interesan el hombre y la mujer por lo que son, no por lo que tienen o hacen. 
Actúas como un hombre cualquiera, sin privilegio ni prestigio, nos dices así que a Dios no le interesan las grandezas humanas,que lo que de verdad le importa es nuestro corazón. 
Gracias, Jesús, porque al vivir lo pequeño y cotidiano lo has llenado de sentido. 
Asumes la condición de pobre y corres su misma suerte,haciéndote cercano a todos. Si hubieras nacido en un palacio de reyes ¿cómo podrían haber llegado los pastores hasta ti? Te sometes al cambio, al ritmo del tiempo y de la historia,para decirnos que todo lo humano te interesa,que todo lo habitas. Queremos, como tú, saborear la grandeza de lo pequeño,dar sentido a lo aparentemente sin sentido,dar brillo y calor a lo cotidiano y sin relieve. 
No queremos juzgar por las apariencias, sino, siguiéndote a ti, mirar con el corazón,porque el amor pone color de vida y esperanza en cualquier suceso o realidad, por duro que sea. 

Gracias Jesús por enseñarnos el Rostro Humano de Dios. 

Amén
 



Desde Paraguay un gran abrazo y bendiciones!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...