Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

viernes, 31 de mayo de 2013

Año de la Fe, con María



 


1.- Reza durante todo el mes de mayo, al inicio de la comida,
un Ave María.
Conseguirás, entre otras cosas, recordar y consolidar esta salutación
mariana salida de los labios del Ángel San Gabriel hacia la Virgen María.
¿Rezas el Ángelus a las 12 del mediodía?
¿Y tres avemarías antes de acostarte?
 
2.- Desde tiempos inmemoriales, la peregrinación, es un buscar
la presencia de Dios en lugares que nos hablan y nos acercan al Misterio.
Un santuario mariano puede ser un rincón en el que profesar y alimentar
aún más nuestra fe. ¿Cuánto hace que no “viajas” a un lugar donde la Virgen
te puede ayudar a encontrarte con Jesús?
 
3.- Recuperar la devoción mariana incluye, entre otras cosas, la escucha
de la Palabra de Dios.
Sin ella nuestro afecto a María quedaría incompleto. Siempre que participes
en una procesión o acto mariano, no olvides que el centro de todo ello
es la Eucaristía y, dentro de ella, la Palabra de Dios es esencial.
No podemos quedarnos en el amor a la Madre sabiendo que, Dios,
está por encima de todo. ¿Tienes a mano el evangelio o la biblia?
 
4.- El Rosario, lejos de ser una práctica desfasada (aunque lo sea
muchas veces centenaria) es una forma práctica de fijar en el
pensamiento las principales estampas de la vida de Cristo.
Sus misterios de gozo, dolor, luz y gloria nos ayudan a sintetizar y meditar
el núcleo de nuestra fe. ¿Sabes rezar el rosario? ¿Lo haces frecuentemente?
¿Lo enseñas a los que te rodean?
 
5.- El culto a la Virgen María, a la fuerza, ha de desembocar en la
adoración al Señor. Cruz y María, Pascua y Virgen van siempre de la mano.
¿Recurres a María como intercesora en los momentos más trascendentales
de tu vida? ¿Existe en tu hogar una imagen que recuerde que, la vida cristiana,
está cimentada en Cristo pero empujada por María?
 
6.- El papel de la Virgen María es inseparable de Cristo.
Avanzó con Él y estuvo con Él hasta el mismo momento en el que la cruz
se levantó en el calvario. ¿Permaneces al pie de los dolores de los más cercanos?
¿Eres consciente de que, como María, tú también puedes interceder ante Dios
para que ayude a los demás en sus pruebas o fracasos aparentes?
 
7. Por su total adhesión a la voluntad del Padre, a la obra redentora
de su Hijo, a toda moción del Espíritu Santo, la Virgen María es para
la Iglesia el modelo de la fe y de la caridad.
Colaboró por su fe, obediencia, disponibilidad y sencillez. ¿Te ofreces
a tu parroquia para que la obra de la evangelización siga adelante
en la caridad, la liturgia, la enseñanza o cualquier otro tipo de ejercicio
en el apostolado? ¿Eres de los que participas (como María) o de los que
miras (como el centurión)?
 
8. La misión maternal de María para con los hombres de ninguna
manera disminuye o hace sombra a la única mediación de Cristo,
sino que manifiesta su eficacia.
En efecto, todo el influjo de la Santísima Virgen en la salvación
de los hombres (LG60). ¿Quién es para ti María? ¿La colocas en el lugar
que le corresponde? ¿Después de mirar hacia ella…diriges tus ojos
hacia el sagrario que es donde está la fuente de todo bien?
 
9. En este Año de la Fe, al decir Creo en Dios, Creo en Cristo o Creo
en el Espíritu…
¿Recurres a María para que tu fe sea más valiente, entusiasta, convencida,
purificada y consolidada en el amor y por el amor? ¿Amas, como María,
a Dios, a Cristo y al Espíritu…con toda tu alma y todo tu ser?
 
10 ¡Díselo con flores! Un detalle vale poco y dice mucho.
¿Cuánto hace que no ofreces un ramo de flores a la Virgen de tu parroquia?
¿Cuánto hace que no llevas una estampa de la Madre de Dios en tu cartera,
en tu automóvil? ¿Cuánto hace que suprimiste de tu escritorio o de tu despacho
una imagen de María porque te daba vergüenza manifestar tu condición cristiana? 

celebrandolavida.org
 
Virgencita de Caacupe, Patrona del Paraguay
                                  


4 comentarios:

  1. Precioso regalo para la Virgen Magda. Un fuerte abrazo y que Ella te bendiga.

    ResponderEliminar
  2. Termina el Mes de María y nos apena, pero no cuesta nada hacer de cada mes el de la Virgen.
    Un bonito texto para meditarlo y honrar a nuestra Madre.
    Magda me gusta mucho tu Virgencita de Caucupe, una amiga de internet me rnvío una medallita desde Paraguay para que la llevara mi hija. que tardaba en quedarse embarazada y fue inmediato.
    Un beso grande..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que hermosa noticia me dás Milito!...una vez más me demuestra lo milagrosa que es Nuestra Madrecita!..Un gran abrazo desde Paraguay y bendiciones...y para tu hija!

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...