Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

lunes, 5 de marzo de 2012

Subiré contigo, Señor



Quiero, hoy más que nunca,
gustar y saber, vivir y contemplar
lo qué es un momento de gloria divina,
un resplandor del cielo.
Y, porque vivo en el barro y sin mirar a lo alto,
quiero subir contigo, Señor,
y comprender que no existe auténtica entrega
si, de antemano, no es fecundada con el sacrificio.

Subiré contigo, Señor.
Quiero, hoy y siempre,
ascender contigo a ese lugar
que el mundo me evita y hasta me oculta:
el monte del sufrimiento,
la cumbre del esfuerzo personal,
la altura de miras cuando, al seguirte,
se convierte lo grande en pequeño y, lo pequeño,
como un anticipo de la  gloria que me espera.
¿Me ayudarás, Señor?

Subiré contigo, Señor.
Ni mi hombro está preparado
para llevar el grueso madero de una cruz
ni, mis oídos, se encuentran dispuestos
a escuchar más golpes de martillo sobre clavos.
¿Me ayudarás, Señor?
Mira que, mis pies acostumbrados a lo bueno
prefieren ir por caminos de comodidad,
por sendas que se alejen de las dificultades,
por atajos que eviten el sudor o el llanto.

Subiré contigo, Señor.
Al Tabor de mis días.
A ese lugar en el que con tu Palabra
me abres horizontes de perdón y de vida.
A esa montaña en la que Dios
me hace sentirme querido, tocado,
amado, agraciado y premiado con su presencia.

Subiré contigo, Señor.
Haz que tu resplandor
inunde mi vida con una nueva luz.
Haz que tu presencia
me haga fuerte en la tribulación.
Haz que al adorarte, siempre y en todo momento,
sea causa de fortaleza
para avanzar hacia la Patria Eterna.
Amén.

P. Javier Leoz
celebrandolavida.org

1 comentario:

  1. Ay Magda, que impulso das hoy a mi alma.....Estar siempre en la Presencia y saber que es Ella la que me fortalece y me dá la Vida para pasar de la muerte a la vida en cada acontecimiento....gracias preciosa. Subir con El es mi anhelo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...