Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

domingo, 16 de noviembre de 2014

Vivir la vida



Con un hondo sentido de adusta sabiduría, predicaba un ilustre emperador romano: "Procede todos los días, como si cada uno de ellos fuera el último de tu vida..."

Agregaría a esa conocida frase: "Procede en cada uno de tus actos, como si después de realizarlos, tuvieras que comparecer ante el tribunal de Dios y dar cuenta de ellos."Y pienso que si se llevara a la práctica esta teoría, viviríamos mucho mejor.

La sentencia latina no ha sido desoída, pero parecería que el mundo ha confundido su sentido y la interpreta al revés. Sí, al revés, porque de lo que fue norma ortodoxa, ha hecho doctrina hedonista, y todos proceden como si cada minuto fuera el último de la vida, pero considerando la vida como un naufragio donde el único mandato valedero fuera la ley egoísta y despiadada: el ¡Sálvese quien pueda!...

Bajo ese imperativo hoy todo se avasalla y se atropella.
Vivimos impacientes, afiebrados por llegar, sin tiempo para reflexionar en que sólo estamos de paso y que de nosotros sólo perdurará el recuerdo del bien o el mal que a nuestro paso hayamos sembrado.

La humanidad enloquecida parece no advertirlo.
Es como si ya para muchos, se les hubiera agotado el tiempo para pensar; improvisan y ejecutan, sobre el minuto del vértigo.

Algunos creen que de prisa y viviendo el momento, viven más.
Más puede ser, pero no mejor. No, porque se pretende siempre el resultado inmediato, la gloria prematura, el camino más corto con el menor esfuerzo y el máximo provecho.

El artista no se esmera en pulir, porque quiere surgir de inmediato, porque del anonimato aspira a la gloria, entonces da por concluida su obra y la misma apenas si es un ensayo.

Hay quienes quieren ser rápidamente ricos, antes de haber aprendido a ser pacientemente honrados.

Es imperioso y urgente diría, encausarse hacia la verdadera paz espiritual, que sólo puede emanar, a su vez, de la paz de la conciencia.

Porque al fin de cuentas, ese es el único camino que todos buscaremos algún día, cuando todo esté en manos de una voluntad definitiva más alta que la nuestra.

Ethel Pérsico


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...