Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

domingo, 2 de noviembre de 2014

CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS

La Iglesia Católica  nos invita el 2 de noviembre, Conmemoración de todos los fieles difuntos, a rezar por nuestros fieles difuntos, miembros del Cuerpo Místico de Cristo. Ellos constituyen la Iglesia Purgante y viven en solidaridad con los demás miembros –los de la Iglesia Militante en la tierra y los de la Iglesia Triunfante en el Paraíso– y en comunión con Dios, aunque de diverso modo.

Así como las almas de los fieles que alcanzaron ya su meta definitiva en el Cielo, viven en una perfecta intimidad con la Trinidad Beatísima, y los que aún vivimos en el mundo batallamos contra nuestras pasiones por ser fieles a Dios, las almas del Purgatorio pasaron ya por el mundo, pero todavía no gozan de Dios y requieren, por lo tanto, de nuestras oraciones a la Misericordia de la Santísima Trinidad.

San Agustín expresaba en forma poética y profunda:


"Una flor sobre su tumba se marchita.
 Una lágrima sobre su recuerdo se evapora.
Una oración por su alma, la recibe Dios".

 
 
El Papa emérito Benedicto XVI, en la meditación antes de la oración del Ángelus del 1 de noviembre de 2007, expresó:
"La Iglesia ha establecido que a la fiesta de todos los Santos suceda inmediatamente la Conmemoración de todos los fieles difuntos. A nuestra oración de alabanza a Dios y de veneración a los espíritus bienaventurados, que nos presenta hoy la liturgia como "una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de todas las naciones, razas, pueblos y lenguas" (Ap 7, 9), se une la oración de sufragio por quienes nos han precedido en el paso de este mundo a la vida eterna y les dedicaremos a ellos de manera especial nuestra oración y por ellos celebraremos el sacrificio Eucarístico. En verdad, cada día la Iglesia nos invita a rezar por ellos, ofreciendo también los sufrimientos y los esfuerzos diarios para que, completamente purificados, sean admitidos a gozar para siempre de la luz y la paz del Señor."
 
 
"Debemos ayudar a los que se hallan en el Purgatorio. Demasiado insensible seria quien no auxiliara a un ser querido encarcelado en la tierra; mas insensible es el que no auxilia a un amigo que esta en el Purgatorio, pues no hay comparación entre las penas de este mundo y las de allí." . Santo Tomás de Aquino.
"...Aliento a los católicos a orar con fervor por los difuntos, por los de sus familias y por todos nuestros hermanos y hermanas que han muerto, para que obtengan la remisión de las penas debidas a sus pecados y escuchen la llamada del Señor: «Ven, querida alma mía, al descanso eterno entre los brazos de mi bondad, que te ha preparado las delicias eternas» (San Francisco de Sales, Introducción a la vida devota 17, 4). Confiando a la intercesión de Nuestra Señora y de San José, Patrono de la buena muerte, a los fieles que oren por los difuntos, les imparto de todo corazón mi bendición apostólica."  San Juan Pablo II. 2 de junio de 1998.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...