Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

lunes, 17 de febrero de 2014

Sabemos poco sobre el Purgatorio.

Reflexionando sobre el Purgatorio
¿Y qué sabemos del purgatorio?... Sabemos poco, pero ese poco tiene extraordinaria importancia, y podemos conocerlo con la certeza de la fe, con la fe de la Iglesia católica.

Reflexión: 

Sabemos poco sobre el Purgatorio, pero eso poco que sabemos es de capital importancia y debe movernos a hacer cualquier cosa por aliviar a las almas que están detenidas en ese lugar de tormento.
Lo que sabemos del Purgatorio lo sabemos por la infalibilidad de la enseñanza de la Iglesia católica, y por eso podemos quedarnos tranquilos de que estamos en la verdad y de que las cosas son como ella, la Iglesia, nos dice.
Siendo así las cosas, cuando profundizamos un poco en el tremendo e inimaginable sufrimiento que padecen aquellas almas, no podemos quedarnos de brazos cruzados, sino que tenemos el deber de ayudarlas a salir de ese estado, pues ellas no pueden hacer nada por sí mismas, pero sí pueden hacer muchísimo por nosotros, que todavía peregrinamos en la tierra.
Las Almas del Purgatorio son un tesoro infinito que está al alcance de nuestra mano, porque aliviándolas a ellas, estamos haciendo obras de misericordia, y ya nos ha prometido el Señor que quien sea misericordioso, obtendrá también misericordia. Pero, además de que estas almas benditas nos permiten ayudarlas y así practicar el amor entre hermanos, también nos premian con dones y gracias de todas clases, porque las Benditas Almas del Purgatorio son poderosísimas ante Dios, y ofrecen su “martirio” por nosotros que las ayudamos.
Benditos somos si tenemos devoción a las Almas purgantes, porque nuestra salvación está asegurada, y hasta se puede decir que está asegurada también la salvación de todos nuestros seres queridos.
Encomendémonos a las Benditas Almas y avancemos confiados en el combate contra las fuerzas del mal.


 http://www.almasdelpurgatorio.com.ar/portada.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...