Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona. Catholic.net
gadgets para blogger

ACI prensa

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. http://la-oracion.com

sábado, 8 de junio de 2013

EL CORAZON INMACULADO DE MARIA


El Corazón de la Madre del Salvador es como un divino espejo en el que su Hijo amado ha pintado de manera extraordinaria todas las virtudes de su Divino Corazón. Así, quien pudiera ver el Corazón de la Reina de los Ángeles, como los ángeles lo ven, vería una imagen viva y perfecta en el amor, la caridad, la humildad, la obediencia, la paciencia, la pureza, el odio al pecado, y todas las virtudes del entrañable Corazón de Jesús. El Corazón de María es modelo de nuestros corazones; y toda la dicha, la perfección y la gloria de nuestros corazones consiste en tratar de hacer que sean la imagen viva del Corazón de María, como ese Inmaculado Corazón es un verdadero retrato del Corazón adorable de Jesús.
 
(San Juan Eudes: El Corazón Admirable de la Santísima Madre de Dios)



DIOS QUIERE ESTABLECER EN EL MUNDO LA DEVOCIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
El trece de Junio, cuando los niños llegaron a Cova vieron que había una pequeña multitud esperándolos. Después de haber rezado el Santo Rosario con Jacinta y Francisco junto con las personas que estaban presente, vimos otra vez, el reflejo de luz que se nos acercaba (solíamos decir que eran rayos) y después, a Nuestra Señora en el roble como en mayo.

"Por favor dígame, Señora, ¿qué es lo que quiere de mi?" 

"Quiero que vengas aquí el día trece del mes que viene. Quiero que continúes rezando el Santo Rosario todos los días. Después de cada misterio quiero que mis hijos recen de esta manera. "Oh mi buen Jesús, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno. Lleva a todas las almas al Cielo, especialmente a las más necesitadas de tu Divina Misericordia".
"Quiero que aprendan a leer y escribir, y luego les diré que más quiero de ustedes. "

"¿Nos llevarás al Cielo?"
 
"Si, me llevaré a Jacinta y a Francisco muy pronto, pero tú te quedarás un poco más, ya que Jesús desea que tu me hagas conocer y amar en la tierra. Él quiere también que tu establezcas devoción a mi Inmaculado Corazón en el mundo entero"

"¿Y me voy a quedar sola en el mundo?" 

"No sola, hija mía, y no debes estar triste. Yo estaré contigo siempre, y mi Inmaculado Corazón será tu consuelo y el Camino que te llevará hacia Dios".

Fue en ese momento, cuando pronunció sus últimas palabras, Ella abrió las manos y nos comunicó por segunda vez el reflejo de esa luz inmensa. En Ella nos vimos como sumergidos en Dios. Jacinta y Francisco parecían estar dentro de la parte de luz que se elevaba hacia el Cielo y yo en la que se reflejaba sobre la tierra. En la palma de la mano derecha le vimos un corazón rodeado de espinas que parecían penetrarlo. Comprendimos que era el Corazón Inmaculado de María que, ultrajado por los pecados de la humanidad, pedía reparación.


Sor Lucía de Fátima . Memoria sobre la 2da. Aparición en Fátima


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, me alegra el alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...